Por el nombre los conocerás

Por Nancy Pérez-Crespo

cubanow
Imagen del video titulado “Proteja”, dirigido por el cineasta cubano-americano Joe Cardona, presenta a cuatro personas que narran en español la separación de sus familias debido al régimen de Castro y animan a la audiencia a votar “para que los políticos no se interpongan entre ellos y sus seres queridos”YOUTUBE

Han comenzado a transmitir por las cadenas de la televisión local una campaña con un anuncio dirigido a los cubanos-americanos (los que tenemos voto) que me ha horrorizado.

Se trata de un video (por cierto feo, opaco, deprimente), donde un anciano, una joven y no sé quien más, nos piden elegir, en esta contienda lectoral, a los candidatos que están a favor de los viajes a Cuba. Por cierto que la imagen de esos individuos no muestra para nada el verdadero perfil de nuestra vibrante comunidad de exiliados.

Los anuncios son patrocinados (en otras palabras pagados con dinero contante y sonante) por una organización relativamente nueva, llamada #Cuba Now.

De esa organización semi-fantasma supimos el pasado uno de mayo, porque colocó vallas en el metro de la capital para, según ellos, presionar al Presidente Obama para que cambie su política hacia Cuba, pero en el trasfondo, también estaban promoviendo el levantamiento de las sanciones que Estados Unidos aplicó a la dictadura cubana en octubre de 1960, como respuesta a las confiscaciones de las propiedades de los ciudadanos norteamericanos por parte del régimen comunista.

Estas sanciones también son conocidas como el embargo y que la dictadura cubana llama, con una total desvergüenza, «bloqueo».

En la estratagema de #CubaNow durante la estratagema en Washington, el individuo que dio la cara es un tal Ricardo Herrero (que es el mismo que la da ahora) y funge como Director Ejecutivo de la organización.

Ricardo Herrero, que anteriormente se desempeñó como Director Ejecutivo Adjunto del Cuba Study Group, la organización que dirige Carlos Saladrigas. Antes, él co-fundó y se desempeñó como Director de Operaciones de Concordia Behavioral Health, un negocio de salud conductual administrada con sede en Miami y cuyo dueño es: Carlos Saladrigas.

En la campaña publicitaria en Washington, Herrero se negó a dar los nombres de los donantes que sufragaban el gasto, alegando que quería evitarles ataques personales (parece que sabía que estaba haciendo una acto deleznable).

Herrero tampoco quiso dar detalles sobre las finanzas de su grupo y se negó a ofrecer las cifras del costo total de la publicidad hecha en DC. Pero cuando un periodista le alegó que no era factible que #CubaNow tuviera un cofre parecido al del prestigioso grupo pro-embargo de US-Cuba Democracy PAC, Herrero dijo: «Ciertamente no estamos desarmados financieramente».

Los nombres que aparecen en la plantilla de #CubaNow, además de Herrero, son: David Gómez, Guillermo Artiles, Alejandro Barreras, Augusto R. López y Ralph Patiño. Todos ellos perfectos desconocidos en esta ya larga lucha por la libertad de Cuba.

En el pasado de estos individuos no existe siquiera una leve preocupación por las constantes violaciones a los Derechos Humanos de los cubanos, ni una pequeña mención de las organizaciones que dentro de Cuba se enfrentan a la dictadura, ni una referencia a los miles de presos políticos.

Tenemos, y con toda razón, que preguntarnos: ¿Qué moral tiene este grupo para venir ahora a decirnos por quien tenemos que votar?

Porque esta llamada campaña publicitaria es evidentemente una burda artimaña que trata de apelar a uno de los más importantes valores de los cubanos: La familia.

Es, a todas luces, una cochina campaña electoral con miras al Distrito 26 y a la reelección del político Joe García, porque él es el único candidato que favorece o simpatiza con la agenda de #CubaNow.

Los cubanos ya estamos muy cansados de tanta manipulación y fanfarria. Que ahora estos títeres, salidos de la nada o más bien, salidos del sombrero de tres picos de Carlos Saladrigas, vengan a darnos directrices, eso ya es demasiado.

Y por favor basta ya, que Cuba NO es Now (ahora). Cuba ha sido siempre y será, antes y después. A pesar de todo y contra todos, porque Cuba es inmortal. La tiranía nos la robó, pero Cuba vive en nosotros, en el recuerdo, en la memoria, sin importar tiempo o lugar. La Isla sobrevivirá a la tempestad, porque ella es eterna.

Comments are closed.