¿Por qué Ted Cruz es tan estúpido y Al Gore tan inteligente?

Por Alberto Pérez Amenper

unnamed (17)Siempre me ha intrigado los voceros de la izquierda llamados “intelectuales”.

Por lo general son personas que han ganado fama en las artes, son los pintores como Picasso y Miró, los artistas de Hollywood y en otras ocupaciones. Por lo general el título de intelectual no lo reciben hasta que no hablan a favor de una causa liberal.

No importa la trayectoria del individuo, no importa su educación académica, es un estúpido, es un bruto, si no se presentan apoyando la causa, o sea un intelectual es una persona que es famoso en un campo, pero que para ser intelectual tiene que hablar solamente de otras cosas de las que no tiene necesariamente por qué conocer por su experiencia o educación.

Esto viene como anillo al dedo a Al Gore, abogado que nunca se destacó en su profesión, sin calificaciones académicas como conocedor de astronomía o cualquier otra profesión de ciencias, se ha convertido en el Napoleón del cambio climático, el más conocedor, no por lo que realmente conoce de la ciencia climática pero porque apoya otras causas liberales.

También como anillo al dedo pero en el otro extremo del espectro, el caso de Ted Cruz. He leído hoy tres artículos que lo llaman bruto y estúpido porque se opone al aumento del techo de la deuda.

Los que le atribuyen esos adjetivos son periodistas que quizás ni han terminado sus estudios universitarios.

Ted Cruz obtuvo su título de grado en la Universidad de Princeton y se doctoró en leyes magna cum laude, en la Harvard Law School.

También estudión en Harvard, donde fue editor de la Harvard Law Review, editor ejecutivo del Harvard Journal of Law & Public Policy y editor fundador de la Harvard Latino Law Review.

Fue  Fiscal general del Estado de Texas, y fue electo al Senado de los Estados Unidos por este estado a fines de 2012.  Se presentó como primer candidato oficial republicano para las elecciones presidenciales de noviembre del 2016.

Pero según estos periodistas es un estúpido ignorante.

Hacer una distinción entre intelectuales y el verdadero logro intelectual o el uso del intelecto y su resultado, es otra de las cosas que me intriga de la cultura liberal.

Comments are closed.