" />
Published On: Lun, Abr 13th, 2015

Presidenciables Ted Cruz y Marco Rubio: Caballero el uno, autosuficiente el otro

Por Carlos Carballido

rubio cruzEl esperado anuncio del senador cubanoamericano, Marcos Rubio , como candidato presidencial de EE UU,  comenzó con el mal paso de la autosuficiencia al dirigirse a la nación  como el ÚNICO calificado por el partido republicano  para  ocupar la Casa Blanca y componer los retorcidos caminos que atraviesa la nación americana.

Si  el hijo de inmigrantes cubanos  asegura que es el único capacitado, quiere decir que los demás  estarán demás en esta contienda electoral  y en verdad lo que menos interesa es trabajar en conjunto partidista para hacer un bloque monolítico que frene el desboque izquierdista en el que ha derivado el actual partido demócrata en el Poder .

Ted Cruz, también hijo de un inmigrante cubano, arrancó la carrera con más inteligencia y más cultura. Apostó por los valores americanos y la necesidad de rescatar la Constitución constantemente vilipendiada por  la actual administración obamacastrista . Y fue tan decente que a pesar de la arrogancia de Rubio, le felicitó a pocas horas del anuncio, lo llamó amigo y le convidó a trabajar para que la voz del partido republicano sea escuchada por la nación.

Marcos Rubio,  al hacer su anuncio, no establece mucha diferencia con los actuales demócratas  que se consideran los UNICOS humanistas, los UNICOS  amantes del inmigrante, los UNICOS amantes de la libertad y el libertinaje. Tampoco se distancia mucho de su país de origen donde cada cubano se cree el ombligo del universo, o los únicos capaces de vivir en un mundo hecho para ellos.

Si el partido republicano  fuera más inteligente se cuidaría mucho de  estos personajes  que  antes de subirse al altar ya se creen únicos e irrepetibles.  A solo 90 millas de EE UU tenemos el mejor de los ejemplos, allá , sentado en una silla de ruedas bajo  las tropicales sombras de una islita.

Desde el anuncio de Ted Cruz, hemos visto a un pre candidato enfocado en la necesidad de mejorar la nación americana, rescatar sus valores tradicionales  y de centrar sus destinos en la Constitución que heredamos de los Padres Fundadores. Su mensaje no ha presentado contradicciones,  incluso desde sus inicios como senador.  No ha ocultado su respaldo al- mas que demonizado -Tea Party ni muchos menos  ha modificado su lenguaje para aparentar  estar alejado de un conservadurismo que siempre ha definido su estrategia política. Malo que bueno, el votante americano gusta de figuras de ese tipo.

Rubio, en cambio, en sus primeros 100 metros de carrera olímpica,   ha mostrado variabilidad en sus posturas republicanas , como queriendo congraciarse con las minorías  tal y como hizo Obama en sus inicios. Primero formuló un proyecto de Ley de inmigración que hasta ciudadanía ofrecía a los ilegales y luego se arrepintió hasta ir en contra del Acción Diferida, lo cual le ha valido un sin número de criticas.

Si tiene madera para colarse en las finales esta por ver.  Lo que si ya esta claro es que empezó con mucha autosuficiencia a diferencia de la caballerosidad de su mediopaisano,  Ted Cruz.

Y ahí esta el peligro del llamado Rino Republicano. Hoy dije Diego, mañana digo Digo . Y ya  América se cansó de eso. Porque cuando te llamas el UNICO, estas a un paso de  amenazar con tener una pluma y un teléfono para  encumbrate en el poder , tal y como ahora, el Califa  en Jefe de la Choza carmelita, suele hacer  con una bota stiletto -llena de lodo- puesta encima de la Constitución .

About the Author