Primavera para Dictadores, dice Wall Street Journal

mayo 14, 2015 9:13 pmComentarios desactivados en Primavera para Dictadores, dice Wall Street JournalViews:

Por Alberto Perez Amenper

papa cubaEl reciente escrito de Daniel Henninger “Primavera para Dictadores”  en el Wall Street Journal, el periódico de más circulación en el Mundo es típico del por qué no me tiembla la mano cuando renuevo mi subscripción cada año que no es barata, pero que merece la pena. 

Henninger no aguanta golpes, no anda con rodeos, dice lo que hay que decir en este caso. No es fácil tener una entrevista con el Papa Francisco, pero el sangriento dictador Raúl Castro está de moda, se ha reunido con el presidente de Italia, de Francia, con Obama en Panamá y finalmente son el sumo pontífice.

Pero Juan Pérez un defensor del cristianismo y la democracia en Cuba, no solo no se puede entrevistar con el Papa pero está en un calabozo del gobierno y si Jorge Mario Bergoglio no fuera el Papa Francisco, sino un simple ciudadano creyente en el cristianismo seguro que Raúl no le hubiera concedido una entrevista.

Pero esto no es todo, Henninger nos dice que hay que tener vergüenza y civismo.  Por razones de diplomacia la presidenta de Alemania Ángela Merker fue a Rusia para la celebración de la victoria de la segunda guerra mundial, pero cuando Putin habló de cómo las fuerzas de Rusia habían liberado a Alemania del nazismo, Ángela le dijo, es verdad, pero tomó mucho más tiempo para Alemania para vivir en un régimen democrático.  Esto es civismo. Termina Henninger diciendo, me gustaría que uno de esos que se entrevista con Raúl o Fidel Castro decirle algo como esto en su cara.

Los que tratan de justificar la entrevista del Papa cómo para poder evangelizar en Cuba, hay que recordarles que no es la entrevista, es la hipocresía, es el ocultamiento de la verdad.  Porque lo primero que se enseña al evangelizar es que Cristo es la verdad, y la verdad nos hará libre.  Y la verdad no es ocultarla , no importa la razón ya sea por diplomacia o por coincidencia, porque si es lo primero es falta de una convicción de la fe, y si es lo segundo, no merece calzar las sandalias del pescador.

Comments are closed

A %d blogueros les gusta esto: