¿Qué es y cómo trabaja una Convención Abierta?

Por Alberto Péclip_image002 (4)rez Amenper

Una  Convención abierta (Brokered Convention) es una situación en la que ningún candidato ha conseguido que  la mayoría de los delegados de los seleccionados por las elecciones primarias y asambleas electorales no escogan un candidato en la primera votación con la mayoría de los delegados para ser electo.

Para ser el candidato nominado por el partido republicano un candidato una mayoría de 1.144 delegados para votar por él y la pluralidad en cinco delegaciones estatales de los 2286  delegados totales, con pequeñas variaciones se puede considerar cómo un 50% de los delegados.

En la situación actual cómo se presentan las encuestas, podemos suponer que los actuales candidatos, cuando se retiren los que reconozcan que no tienen chance, pudiera quedar con cuatro o cinco candidatos que se pudiera considerar que se posicionaran de esta manera: Trump 35% Cruz 30% Rubio 25% Bush 10% Christie 10%   esto es una aproximación considerando los otros candidatos que se retirarán y que darán oportunidades a los punteros.

Si después de que se ha producido la primera boleta, o voto, y ningún candidato tiene una mayoría de votos de los delegados, la Convención se considera entonces intermediada o abierta.

Después de eso, el nombramiento se decide mediante un proceso de alternancia de tira y encoje político para volver a someter a nueva votaciones.

En esta circunstancia, todos los delegados regulares que, previamente, habían sido comprometidos a un candidato en particular según reglas que varían de estado a estado, están capacitados para de cambiar su lealtad a un candidato diferente antes de la próxima ronda de votación. Se espera que esta ‘libertad’ dará lugar a una nueva votación resultando en una clara mayoría de delegados por uno u otro candidato.

O sea, en la segunda votación los delegados de Bush le puede dar sus votos a Rubio y los de Chrisities reparten los votos entre Rubio y Cruz, por decir algo, quedando la segunda votación Trump 30% Cruz 35% y Rubio 35%, pero en este caso habría que hacer una tercera votación, porque ninguno logró el número del 50% de los delegados requeridos.

Puede haber disyuntivas y arreglos entre los delegados de los candidatos, pero si no se llega a un consenso puede surgir una nominación ante la convención de un “caballo negro” que puede ser alguien como Mitt Romney, pero si los delegados usan su patriotismo sobre su afiliación a un candidato, debieran escoger al que según las encuestas más recientes tuvieran la mejor posibilidad de ganarle al candidato demócrata.

Los delegados y los candidatos son políticos, que tienen su preferencia e intereses, pero también se espera de ellos que tengan en consideración lo que es mejor para el partido y para la nación.

 

Deja un comentario