" />
Published On: Vie, Jul 3rd, 2015

¡Qué semana bro!

Por Alberto Perez Amenper

usadNuestro querido líder (que la paz de Alá sea con él) ha tenido una gran semana.

Vivimos las sentencias del Tribunal Supremo a favor de la medicina socializada y el matrimonio homosexual, pasando por la autoridad total al presidente para hacer lo que le dé la gana en las negociaciones del tratado de comercio TPP. Vimos la abolición de las banderas Confederadas, terminando con el anuncio presidencial de restablecer relaciones con Cuba comunista.

De hecho la transformación fundamental que se había  previsto está en marcha de una manera acelerada, ¿querían “cambio”?…., bueno, “habemus novum” como en la elección papal ya está saliendo humo blanco de la chimenea de la Casa Blanca, que ya no es tan blanca.

En una nota discordante José Fernández ganó el juego con los gigantes de San Francisco y hasta bateó un Jonrón.  Gracias José, por aliviar la semana.

Pero la semana tiene siete días y nos quedan el viernes, incluyendo el sábado cuatro de Julio, donde los devotos de la religión del Islam nos prometen unos fuegos artificiales especiales.

La semana pasará, es una semana que vivirá en la infamia, pero lo peor es que nos quedan 72 semanas restantes en el mandato del segundo Reich, digo, del segundo término de Obama.  Podemos esperar más redistribución de la riqueza. De hecho empezaremos la próxima semana, Obama establecerá ampliar el pago de horas extras para millones de trabajadores, anunciará un cambio transcendental en la ley de pago de horas extras de la nación, ampliando considerablemente el número de personas que se califican para pagar aumento después de trabajar más de 40 horas a la semana. Claro que con esta medida demagógica aumentará los despidos y el desempleo, pero la imagen de la benevolencia es para Obama mejor que la substancia.

Quizás veremos la adopción del Peso o el Euro como moneda de Estados Unidos, o la aplicación de las maravillosas políticas económicas griegas, tal vez la sustitución del beisbol que es un deporte que se identifica con el imperialismo americano con el balompié u otro deporte de países que representen más a la filosofía socialista como un maratón de desfiles el primero de Mayo.

Finalmente antes de pasar la batuta a Hillary hay planes de aceptación de la religión de la paz como iglesia nacional (que traerá la ley sharia como un bono) y como una medida para joder un poco más a los americanos se establecerá completamente el sistema métrico decimal.

Hay también la sugerencia de Jesse Jackson de establecer la jerga Jive de los afroamericanos como el idioma oficial.  Pero eso sería bueno hasta cierto punto, porque podríamos decirle a Obama “U is bad bro” que más o menos literalmente pudiera decir que es malo, pero en la jerga quiere decir que es bueno y no pueden censurarnos.

Nos queda todavía mucho que ver.

About the Author