" />
Published On: Sab, Ene 9th, 2016

¿Queremos de verdad Libertad en EE UU?

Por Alberto Perez Amenper

llora_estatua_de_la_libertadTodo el mundo responde que sí, pero el verdadero concepto de libertad varía según el entendimiento de la persona.  Libertad para algunos es tener la libertad de hacer lo que le de las ganas y que otros resuelvan sus problemas. Pero eso es solo el tipo de libertad que compartimos con las moscas, las hierbas del campo o un animal casero, es una. Libertad en el sentido de ausencia de obstáculos o responsabilidad.

Pero cuando debatimos sobre si los seres humanos somos, o no libres, nos referimos a otra cosa, nos referimos a la capacidad de elegir y de crear, de instaurar algo nuevo de manera voluntaria, querida.

En este sentido la libertad es la capacidad que tiene una conciencia de iniciar una secuencia causal nueva. Es decir, iniciar un nuevo proceso partiendo de cero en otras palabras la libertad es responsabilidad.

La libertad. personal es algo que se hace, la persona es fruto de la libertad, de la capacidad de desarrollar proyectos de vida propios, de crear su propia vida.

La verdadera libertad viene acompañada con la responsabilidad personal, por eso a muchos no le gusta

Por eso el socialismo no muere, fracasa donde se impone, pero renace de nuevo en la sociedad, porque hay muchos que les gusta la dependencia, vivir del gobierno, y hay políticos que alimentan esa noción, que ofrecen a esas personas la vida sin responsabilidad mantenidos por el gobierno.

Pero ese “mantengo”, cómo lo llaman en Puerto Rico, tiene un inconveniente, y es que el gobierno no produce bienes, solamente administra los bienes de los que lo producen.

Pero cada día vemos en este país a los liberales tomando fuerza, ya hasta hay un comunista declarado, Bernie Sanders, aspirando a la nominación presidencial, a la izquierda de la otra candidata Hillary Clinton la alumna del comunista Alinski y que es la otra candidata.

Son los liberales, que no van a feliz hasta que tengamos soldados patrullaban las calles con ametralladoras, con propiedad privada suprimida, todo bajo la administración del gobierno y la confiscación de todas las ganancias por todo el mundo. Esta es una descripción de la antigua Unión Soviética que fracasó y los liberales quieren intentarlo todo de nuevo a través de ese concepto fracasado.

Los liberales quieren todas las personas a ser lo mismo (no necesariamente igual). sin importar ingresos, origen étnico, género, orientación sexual, legalidad (inmigrante), edad, moral, escrúpulos, religión… cualquier cosa… todo a expensas de alguien más si no se logran la igualdad por sí mismos.

Para ser políticamente correcto según las “tendencias” y “palabras” del día. Controlar, etiquetar, y perseguir a cualquier persona o cualquier acto que no es conforme a sus ideales.

A tomar de los ricos y dar a los pobres… no para resolver problemas, sino para hacerlos “sentir” que los están ayudando.

Los liberales quieren controlar la manera de pensar y actuar. … Incluso si esto significa sacrificar los derechos constitucionales “por el bien de la gente”.

Los liberales quieren el Gobierno Federal estar totalmente en control de todas las políticas y procedimientos. Ser como una muleta, chupete y un padre protector.

Los liberales quieren en última instancia, una utopía social, el comunismo, que nunca se puede lograr

El gobierno federal se metió en el negocio de la protección de los estadounidenses — de las fluctuaciones del mercado, así como de sus propias malas decisiones, bajo Franklin D. Roosevelt durante la gran depresión. Fue una buena oportunidad para empezar el proceso.  La, mayoría de los estadounidenses pensaron que el capitalismo requería una malla de seguridad aquí y allá.

Todo empezó así, pero el esfuerzo de Lyndon Johnson para la construcción de la gran sociedad y particularmente los programas de asistencia social que reducen los incentivos para el trabajo y el matrimonio entre los pobres, fue mucho más allá.

Los liberales en la década de 1960 y 1970 parecían decididos a proteger a las personas desde el lado punitivo de la dependencia estatal.

Las relaciones sexuales prematrimoniales fueron separadas de sus consecuencias (por control de la natalidad, aborto y normas más permisivas); tener hijos fuera del matrimonio se hizo asequible (pasando los costos a los contribuyentes); delitos violentos incluso fueron parcialmente protegidos del castigo (por las reformas liberales que pretendían proteger a los acusados y limitar los poderes de la policía). Y el concepto socialista ha seguido poco a poco infiltrándose en la mente de una parte de la sociedad que se siente con el derecho a ser protegida y sostenida por la otra parte de la sociedad que produce los bienes.

Responsabilidad es un deber que uno adquiere como persona, se adquiere la condición de persona asumiendo deberes y sólo entonces exigiendo derechos.

Un elemento fundamental de nuestra propia personalidad lo constituye la relación con los demás, relación que se manifiesta fundamentalmente en forma de derechos y deberes, a través de los cuales adquirimos responsabilidades ante los otros.

De modo que, moralidad, libertad, responsabilidad y conversión del individuo en persona, aparecen, finalmente, como elementos indisolublemente unidos.

Todos los debates políticos, todas las promesas de los políticos son palabras vacías porque no se podrán cumplir hasta que no se restablezca de nuevo el sentido perdido de la responsabilidad individual, porque

si no hay responsabilidad individual no puede haber libertad, Y no puede existir un gobierno con ciudadanos sin responsabilidad.

About the Author

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>