¿QUIÉN GANÓ LA GUERRA FRÍA? POR ESO NO GANAN LA VELOCIDAD EN OLIMPÍADAS

 

Por Andrés Pascual

guerra fria 1Elián Figueroa tiene 16 años, padece una enfermedad muy grave, como vive en Cuba, pertenece al país a cuya población Dios le puede tirar una tabla cuando están al borde del final, porque, aunque inventó a los Castro, también inventó el exilio y todo lo otro “para salvar al pueblo”, para “salvar a infelices cada vez que lo provoque la peste con que cubre la ex Isla Bella por siempre jamás”.

La posibilidad de sanación resulta de un pedido a la “comunidá”, grupo histórico de gente buena ligada con mierda reciente, melting pot novísimo “en el exterior”, que ayer llamaban gusanos, hijos de puta…

Antes, (recuerde que llevan más de medio siglo y eso es tiempo), en la Cuba esclava cualquiera de  los soldados represores del pueblo salía al portal de su casa y decía acabado de almorzar: “la mejor noticia que me pueden dar hoy es que a mi madre le pasó una rastra por encima en Miami”, sargento del G-2 del pueblo de San Cristóbal Segundo Robainas, cuyos hijos, “que no tuvieron la culpa”, forman parte del relajo en la Ciudad del Sol.

Antes de 1959, la desgarradora y desesperada petición de ayuda al semejante la hacía el comunista Guido García Inclán desde las páginas de Bohemia, o de su programa homónimo en C.O.C.O, “ARRIBA CORAZONES”; después no fue necesario pedirle a la población contribuciones que ayudaran monetariamente o, por medio de relaciones, el caso trágico y lamentable del momento.

A fin de cuentas, desde el 1ero de Enero de 1959, se ocuparía “de la vaca y del ternero” “un rey mago rejuvenecido con 5 días de anticipación; nuevo “mesías” redentor con 33 años, capaz de resolverlo todo sin necesidad de esfuerzos indignos, porque gobiernos ladrones no se ocupaban de la salud popular”.

Sin mala FE, ¿Por qué no van con estos casos al Comité Central y se plantan en calzoncillos, bloomers y en huelga de hambre? ¿Hasta cuándo van a esperar para exigirle al que tiene toda la obligación del mundo, que resuelva lo que prometió cuando le prohibió a Bohemia (que también se la robó) que continuara su política de solicitud de ayuda para casos como el que, ahora mismo, le piden al exilio desesperadamente para que salve una vida?

En el link en inglés que coloqué debajo, una comentarista conservadora pregunta quién ganó la Guerra Fría… DE VEZ EN CUANDO DESAYUNAN A LA HORA DE LA CENA, verdad que estos americanos… (si fuera un script hubiera escrito -mueve lentamente la cabeza de un lado a otro, gesto entre decepcionado o incrédulo)

http://townhall.com/columnists/dianawest/2014/04/04/who-really-won-the-cold-war-n1818605?utm_source=thdaily&utm_medium=email&utm_campaign=nl

Si usted es deportista y le gusta el Campo y Pista, debe saber que, desde hace rato, los antes bólidos americanos se contentan con el bronce en Olimpíadas; es decir, llegan tarde a la meta.

En el deporte cuesta medallas llegar después, en política zonas de influencia y pérdida del equilibrio necesario para ser considerado potencia; aunque Estados Unidos es una nación poderosa todavía, ya no es fiel ni fiable: dan mucha ventaja y cuando aprietan, no pueden remontar la diferencia. En la carrera política la pérdida de lo moral, la entrega de los principios y el pisoteo de la dignidad es un forfeit asegurado, especie de “ni vengas”, que se acabó la fiesta.

Por la mutación del comunismo, porque hoy los bautizan con nombres menos temibles, pero tan efectivos en la realidad como durante la época dorada de la hoz y el martillo, con jefes y soldados igual de sanguinarios, imperialistas y antiamericanos, porque no los ve el mundo como un elemento capaz de intervenir en contra de la humanidad, entonces no les exigen nada que los recueste a la pared obligada, es por lo que Estados Unidos perdió la guerra que le dicen fría y están perdiendo esta que Obama y los demócratas pueden calentar por sus concesiones, por su traiciónes y por su cobardía en cualquier momento.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*