“RAQUETERA” LLAMÓ TRUMP A HILARIA…LE QUEDÓ BIEN

Por Andrés Pascual
nigel farageEl Brexit es un termómetro para medir la fiebre provocada por bacterias socio-político-económicas de orden pernicioso ¿contrapartida antipirética? La lucha por los valores individuales, o cómo se aferran los nacionalistas patriotas a mantener en propiedad absoluta sus fronteras: nacionalismo democrático, orden capitalista, es más, mucho más beneficioso, acaso el único, que cualquier otro itsmo con respecto a un país, todos engañosos, todos sucursales de una radical venenosa: COMUNISMO.
A favor de la salida de Inglaterra de la UE los nacionalistas demócratas, que aman la soberanía individual y/o de grupo; en contra, la reacción, siempre negativa, que no son patriotas, para quienes la palabra puede tener y tiene como aplicación de vieja factura, TOTALITARISMO INDIVIDUAL o tiranía dictatorial, a todos los efectos, por lo peligroso, lo mismo da un país como lo que una vez fue Cuba, uno del Cuerno Africano que cualquiera del llamado 1er mundo.
Si la infectocontagiosa penetra el organismo social se pierde el cuerpo, porque no existen antibióticos que traten el virus. Inglaterra tiene ante sí un camino duro por recorrer para recuperarse de los yerros continuados de liberales abiertos y encubiertos; pero dieron el primer paso al saneamiento, después de todo es la GRAN ALBIÓN.
Gran Bretaña ha sido parte significativa en la mantención del flagelo contra los países desarrollados del siglo XXI en el Viejo Continente: la inmigración ilegal afro-musulmana, que busca imponer sus vicios antisociales, cuyo objetivo principal es destruir la civilización y estabilizarse sobre la base criminal dictada por el CORÁN e impuesta por medio de la ley esclavista y asesina “sharía”.
El país ha sido utilizado como subvencionista, elemento corruptor welfare en detrimento de su población, alimento de vagos, violadores, vividores y asesinos, extranjeros sin posibilidades de regeneración ni conversión religiosa o política, estilo política americana del partido demócrata.
“Europa tiembla, las bolsas se caen…” bueno, que recojan lo que se le cayó a esas bolsas, que ideen fórmulas de recuperación con valores propios, originales y no dependientes en cadena de un escarnio tan grande y peligroso como “vivir del esfuerzo de otros”.
El mundo de hoy, porque la reacción lo ha recostado, necesita replantear estrategias seguras por duras que sean, la bandera de SÁLVATE COMO PUEDAS, PERO NO ESPERES QUE ME HUNDA CONTIGO, consigna de los ingleses, es la señal, que, tal vez, otros esperaban.
Si algún país necesita un Brexit es América, cundida del parasitismo “ilegal” en función de la politiquería galopante, que amenaza a la nacionalidad y a la población, incluso el “nacional negro”, apéndice infectado por obra y gracia de la condescendencia traidora y antiamericana de grupos de poder muy fuertes.
Hilaria no está de acuerdo con el Brexit, Trump sí; ambas definiciones eran esperadas, pero Obama cayó tan bajo ante la opinión de los líderes británicos pro salida de la UE, que Nigel Farage (foto), líder del partido Independencia, sin tapujos, le escupió al hocico que había ayudado a la imposición de la medida, porque insultó la inteligencia del ciudadano inglés: “se votó a favor porque, entre otras cosas, Obama nos sugirió que no lo hiciéramos”. Ese es el líder que se gasta América, que pudiera empeorar si lograra la presidencia la señorona “Mentiras”, que no será posible.
La Media “politicamente desvergonzada” no ha tomado alternativas contra Farage, en su lugar han hablado que Trump comentó “América debe estar atenta…” en Escocia, donde la mayoría votó por quedarse en la Unión.
Un fallo de Donaldo, aunque mucho menor que aquel en que Obama señaló a los polacos como “impositores de los campos de concentración durante la 2da Guerra Mundial”, momento especial “para alquilar balcones”, porque condecoraba a un veterano diplomático de Polonia.
Para decir algo del asunto a través del título, Trump llamó a Hilaria “raquetera” ¿Sabe qué significa el término? Proviene del inglés “racquet” y es una modalidad común de delincuencia política en estos tiempos, de robo que articula con el soborno, la coacción y el pandillerismo…

Al modo mío de verlo, la más colosal definición de la delincuente de cuantas le han endilgado ¿Cómo no va a estar contra el Brexit?

Deja un comentario