Refugiados Sirios actúan como anarquistas y NO parecen afectados de guerra

Zrinka Kasapić.  Periodista del diario Croata Dnevno 
No, esa gente no son terroristas (aunque seguramente los haya), ¡esta gente tiene el apoyo logístico y son enviados para destruir a Europa, sus leyes, su sentido!
sirios1Como tanta gente estos días lucho en mi interior entre las emociones que brotan desde mi interior al mirar tristes imágenes de mujeres, niños, ahogados, todos llamados por los medios como refugiados, y de todo lo que puedo ver con mis propios ojos desde el mismo comienzo de la así denominada “crisis de los refugiados”.Queridos míos, ¡aquí no se trata de refugiados!
Precisamente por todo ello, fui el jueves delante del hotel Porin para investigar de cerca, y sin la propaganda mediática, el perfil de las personas que en estos momentos generan un caos monumental en toda Europa. En cuanto llegué ante Porin oímos aullidos, gritos, alaridos. Todos los acogidos en el hotel salieron a los balcones gritando: “LIBERTAD”. En ese momento estando al lado de los medios de comunicación pensé para mis adentros: “¿Qué es lo que les están haciendo allí dentro, es que les pegan y torturan?” ¿De qué se trata? Instintivamente acuso a la “inhumana” policía croata, porque no veo otra razón para esta clase de salvajada, precisamente en el momento de recibir: ¡una cama, agua, alimentos y el espacio para la higiene personal!
De verdad, pensé entonces “¡pobre gente!”. Pero… las imágenes de los inmigrantes en los balcones del hotel, con las pancartas: HELP, UN, ANGELA MERKEL, FREEDOM, etc., dieron la vuelta al mundo, y así los croatas en un momento salieron como inhumanos y no solidarios en los medios, porque, ya ves, ¡ellos gritan de que están cautivos!
Pero, algo más tarde conversando con un inmigrante ilegal me entero de que – ¡SE TRATA DE UNA BURDA MANIPULACIÓN! Ellos están enseñados como actuar ante los medios y cómo lanzar mensajes de “la extrema pobreza” al mundo. ¡Ellos con exactitud saben qué es lo que funciona en los medios, y eso es algo increíble!
¡Y ahora les cuento lo que vi!
Cuento nº 1
sirios2Después de presenciar el caos en los balcones del hotel Porin, y mientras estaba indignada por dentro hacia la policía croata a la que acusaba del terror sobre “pobres refugiados”, ellos empezaron a salir en grupos del hotel, ¡totalmente libres! Paro a un inmigrante, más bien joven, que sabe inglés y le pregunto: ¿Por qué han gritado hace unas horas? ¿Qué les han hecho? Me contesta: “Nada, ¡no quisimos registrarnos!” Le pregunté: ¿les han pegado o maltratado?, me responde: “No, hemos comido, dormido, ellos no nos dejaron ir hacia Eslovenia mientras no nos registremos, pero nosotros no deseamos registrarnos, por eso gritamos: LIBERTAD, AYUDA”.
“No deseamos ser registrados, por eso gritamos ‘ayuda’”, nos dijeron los inmigrantes.
Yo estoy escuchando y ¡no creo lo que oigo! Este inmigrante ilegal, igual que el resto, ¡no tienen papeles, visados, documentos, pasaportes! Ellos no tienen nada consigo, y entonces en el país que los acoge, mejor todavía de lo que acoge a sus propias “familias en exclusión social”, gritan “LIBERTAD-AYUDA” y de tal forma con el fin de manipular los sentimientos. Lo digo y lo testifico, ¡porque mis propios sentimientos los manipularon en un solo momento! ¡Me quedé pasmada! Y no entiendo qué es por lo que protestan.
Cuento nº2
Al salir del hotel en grupos, se colocan al lado de un árbol cercano, en la sombra. Mi amiga y yo decidimos acercarnos. Nos acercamos y observamos que en este grupo están una mujer con algunos niños y 10 hombres entre 25-35 años. Como somos mujeres, los hombres ya se nos acercan. Nos presentamos como periodistas, y entonces ocurre algo “milagroso”. Los hombres llaman a los niños para que vengan a su lado y les hagamos algunas fotos. Empujaron a un niño hacia mi amiga para que se haga una foto con ella. Nosotras en cambio precisamente no quisimos hacer fotos a los niños, ¡no está bien! ¡Entonces caemos en la cuenta de que se trata de gente organizada y preparada para los medios! Por supuesto, vienen las cámaras de los medios croatas y eslovenos y todos graban a los niños, porque los niños son muy importantes para los periodistas, aunque es totalmente claro que los niños aquí están utilizados. Pero bueno, continuamos.
Cuento nº3
sirio3Teniendo en cuenta que otra vez nos manipulan con los sentimientos de compasión hacia unos niños hambrientos y sedientos, un amigo nuestro saca 10 euros que ofrece a a una niñas. A eso todo el grupo de los hombres contesta en voz fuerte: “¡No money, we have a lot of money!” (No dinero, tenemos mucho dinero), y no permiten dar dinero a los niños. Entonces se me acerca un inmigrante ilegal y me dice que no tienen ni hambre ni sed, mientras yo me preguntaba: ¿es que no eran refugiados? ¿Es que no tienen hambre y sed? A eso un inmigrante iraquí saca un billete de 500 euros afirmando que no son pobres.
Les pregunto qué es lo que necesitan, agua, alimentos, cama, mejor dicho les pregunté qué es lo que realmente deseaban? Todos a una voz respondieron: ¡Eslovenia!
Les pregunté por qué no se quedan en Croacia, ellos contestan “Eslovenia”. Les pregunto hacia dónde van, contestan: “Eslovenia”. Les digo que les falta la documentación, y me contestan que ellos quieren irse, ¡y que eso no importa! Estoy confusa, porque ya pensaba invitar determinadas personas a hospedar a estos refugiados en Zagreb, y ahora resulta, que ellos no desean esto, ellos se van, como si estuvieran programados.
Cuento nº 4
Un inmigrante ilegal a la pregunta hacia dónde va ahora, me contesta: “Voy a Finlandia”. Estoy confusa y le digo que en los papeles le consta que tiene que dirigir hacia el lugar de la Feria de Zagreb, porque no tiene papeles, y él me contesta: “yo voy a Finlandia”. Otro me dice que va a Suecia, y ni uno ni otro disponen de pasaportes. Lo único que tienen es “dinero” – una montaña de dinero. Ahora, pensando que siempre quise visitar Finlandia, entiendo que les tengo algo de envidia. Se me pasa por la cabeza de que yo también podría ponerme un hijab, y con ese grupo dirigirme hacia Finlandia. Sin papeles, por supuesto, haciendo lo mismo que esta gente, ¡y entonces entendí qué caos es todo esto y qué es lo que realmente está ocurriendo!
“Voy a Suecia”, me dice un inmigrante ilegal mostrando un documente en el que se le indica que debe ir hacia la Feria de Zagreb
Esta gente ni tiene hambre ni sed – ¡me lo dijeron ellos mismos! ¡Están distribuidos por grupos! Cada grupo se compone de varias decenas de hombres en la edad militar, y cada grupo tiene una o dos mujeres con varios niños. ¡Cada grupo tiene a un líder que sabe exactamente hacia dónde ir! ¡No les afectan las circunstancias, parecen programados, tienen un fin! Sea ese fin Finlandia, Suecia, Alemania, no importa porque están convencidos que ellos pueden pasar las fronteras y así llegar hasta la Medan. ¡Lo mejor de todo ello es que lo consiguen!
También, tengo que decir que estos refugiados tienen muy buen aspecto. Están vestidos muy bien, tienen buenos móviles que exhiben sin reparos, y si alguien de ellos no lo tuviera, ¡su grupo procura que todos tengan todo! Sorprende lo bien que están organizados y que ninguna frase suya como gesto sea espontánea. Ellos cruzan frontera tras frontera (sin papeles) y así a la luz del día tiran todo el sistema hacia abajo.
Después de un día entero que pasé con ellos, concluyo: No, esa gente no son terroristas (aunque seguro que los haya entre ellos), esta gente tiene una logística detrás y están enviados hacia Europa para destruirla desde dentro; a sus leyes, su orden y sentido. Ellos no huyen de la guerra, porque si lo hicieran, se quedarían en Croacia felices de haber escapado de la guerra. ¿Ellos acusan a Croacia porque los tratan como “esclavos” ya que los quieren registrar, dándoles Croacia todo lo que necesitan…?
Esta gente está aquí, según mi parecer modesto, para resetear y destruir el sistema, ¡y que lo hagan delante de las cámaras! Ellos están enviados para hacer caos (no, no es necesario un ataque terrorista, basta con anarquía), después de la cual los que los enviaron pondrán orden. ¡Eso es lo que está ocurriendo!

Comments are closed.