¿REPUBLICANO DEL GOP? ¿QUÉ SIGNIFICAN ESAS “MALAS PALABRAS”?

Por Andrés Pascual
harold-hamm-bloomberg-1200xx3000-1688-0-156Dio pena y da material para que la Media obamo-islamista-comunista anti-americana se banquetee ¿Quiénes están detrás del movimiento anti-Trump en la Convención Republicana en Cleveland? La pregunta significa ¿Quiénes financiaron y organizaron ese grupo? ¿En base a qué objetivos? Parte del complot antitrump ha tenido como resultado que, algunos que lo apoyaron materialmente de forma significativa, han retirado sus fondos, aunque han dicho que votarán por él (foto el billonario Harold Hamms, Jefe Ejecutivo de Continental Resources, uno de los principales contribuyente a la campaña pro Trump)
Si degustamos el sabroso entredicho, resultado de la lectura “entrelíneas”, entonces hay que considerar que al GOP le importa, mucho más de lo que pueda suponerse, que Trump no sea el candidato; porque, única otra alternativa, le interesa que Hilaria sea la presidenta de América en Noviembre. Los acontecimientos no sugieren otro punto de vista para “entender a esos frágiles arrastra’os”, que califican para el grupo como nombró Martí a “los increíbles de la Revolución Francesa”, esencia perdedora y acomplejada de un partido que “se ñamaba”; no se puede pasar por alto la novísima calaña antiamericana de cierto sector republicano sin arañarles el pellejo.
El ciudadano, de cualquiera de sus dos formas, naturalización o nacimiento, incluso el residente que desee ver a Hilaria Rodham en la presidencia americana es antiamericano-a, y antiamericano significa capaz de traicionar a América si puede, si “Satanás le pone la posibilidad en el camino”, a veces Satanás viene disfrazado de bajas pasiones, de simpatía por el enemigo, incluso de dólares, algún beneficio como puestos de trabajo, tal vez un saludo por su nombre públicamente, señal de que “me conoce” para “la gradería” y otras dádivas amorales de acomplejados…
Hilaria es delincuente, complotada en crímenes contra su país, informante de potencias y gobiernos extranjeros por medio de “sus emails”, es decir, tan traidora en esencia como Ethel Rosenberg, que pagó con su vida el acto deleznable de informarle a la NKVD stalinista los secretos de la Bomba A.
Para igualar la actitud de aquella traidora y de su esposo Julius, únicamente Obama, que debilita y entrega al país, desde su cargo de presidente, con la intención de desprestigiarlo como potencia, que trae como resultado la falta de respeto y de confianza de sus aliados firmes como Israel y, peor, de sus enemigos; el Director del FBI, que sugirió que no le abrieran causa y la evidencia quemándole las manos y la lengua; la Fiscal General, que supo antes de que sucediera que los federales no propondrían encausar a Hilaria (viaje de BUBBA a San Diego, “breve encuentro de 30 minutos en el aeropuerto para tenerla al tanto”, con antelación, de lo que había decido James Comey), por lo que declaró antes de tiempo y con fuerza de fundamento: “haré lo que proponga el FBI” y ella misma, Hilaria, por medio de quien debe saber la policía, “contra-inteligencia putinesca” o la china, hasta con qué shampoo se revuelca Moche en la taza del baño, que ahí debe lavarse la cabeza.
De ser el partido de respeto, tradicional, de moral patriótica, contribuyente de lujo a la esencia que, se supone, haga entender por sus acciones y proyección que este país tiene una Constitución digna de todo el crédito posible, que respalda al pueblo contra el gobierno en lo inherente a sus derechos y deberes; legislada por patriotas, hombres que superaban por años luz a estos republicanos flojos, sin otro interés que “electorero”, puede decirse que, ese nombre, sobra para muchos miembros del desastre de baja moral y menos principios que es hoy el partido de Lincoln, en el que no asoma el “jociko” (las acciones lo sugieren), el mínimo interés por recuperar lo muchísimo que se ha perdido de valor para el país.
El partido republicano, GOP o pro-establishment, hoy por hoy, es perdedor comparado con el demócrata, porque el de Jefferson hace rato que no tiene un ápice de valor moral y estos oportunistas de nueva edición, que representan “lo conservador” donde no queda nada que conservar, donde hay que recuperar hasta la forma de caminar, se ha erigido sino en otra falta de respeto más de la política manipulada por detrás por el NOM, el bochornoso caos de Cleveland no deja espacio para pensar diferente.

Quiéranlo o no los “golpistas del GOP”, ni Hilaria ni ningún demócrata estará en Noviembre en la Casa Blanca, por circunstancias de peligro para el mundo no saldrá otro comunista camuflado en liberal ni nadie que pueda continuar la línea concesiva, desmoralizada y desmoralizante de Obama, allí va a dormir un hombre que sea capaz de adecentar el aposento y toda la estructura, que sea capaz de desinfectar, de cambiar las cortinas con que se limpiaron el trasero, desde Obama a todos sus amigotes y “súbditos” antiamericanos conocidos, amén de con la bandera y las hojas de la Constitución americana.

Deja un comentario