Respuesta a acusaciones de Líder de la UNPACU : crisis de moral política

Carta enviada por  Raudel Avila Losada

ferrerNo sé qué argumento tienes tú,  José Daniel Ferrer García, para afirmar en un video , promocionado por los medios de Miami y Radio y TV Martí, de que yo también trabajo para la policía política y de que solía visita tu casa para rendirte pleitesia (guataquearte) .  Si la cosa es de hablar, hablaremos.

Desde que saliste de prisión, fueron tres o cuatro veces las que fui a tu casa en la ciudad oriental cubana de Palmarito. La primera fue para realizarte una entrevista con el objetivo de publicarla en el boletín que yo dirigía. De hecho,  antes de publicarla, te la mostré y quedaste muy satisfecho. Las otras veces fueron esporádicas y sólo porque tú mismo necesitaba de mi apoyo para algunas que otras actividades; pues tú mismo me decías, y todos están cansado de escucharte ,  que estabas rodeado de inútiles y animales.

En una de esas ocasiones te referías al titán Raumel Vinajera Estiven, que en esos momentos era tu caballo de batalla; pues días atrás según tú, la policía política le había confiscado una cámara en una de las actividades de las Damas de Blanco en el cobre; afirmaste que era un imbécil y que él se la había dejado quitar.

Como  ya es caracteristico, te equivocas José Daniel, no soy un guataca (lamebotas) , ni un adulador de esos que te  gusta que te rodeen para que estimulen tu ego. Soy un hombre con honor y principios, cualidades que tú y tu amigo Ernesto Vera,- primero tu detractor y luego de confesarse informante del G2 es hoy tu mas fiel colaborador-  no poseen.

Tampoco me asombra tu declaración de que yo también soy un agente de la policía política; pues no solo a mí  has atacado con tus infames calumnias. ¿Recuerdas José Daniel  una de esas veces que fui a tu casa, manifestaste delante de varios de tus activista, que Jesús Mustafá Felipe, otro digno y valiente patriota, era un chivato y que tuviste que ir hasta Palma Soriano para limpiar su moral. También dijiste que tenías muchas dudas de Alexis Rodríguez Fernández y de Ricardo Silva Gual; por supuesto todos eran de Palma Soriano y miembro del grupo de los 75. ¿Lo recuerdas José Daniel?

Ernesto Vera confiesa que la misión que le había encomendado el G2 era desintegrar a UNPACU; creo que la tuya es, aunque sin ningún fruto, destruir a la Alianza Democrática Oriental. Pues desde que saliste de prisión, trataste de  absorber como un torbellino todas las organizaciones que conformaban a la prestigiosa alianza.

Luego, te has dedicado a arremeter  contra sus principales líderes y activistas, enfocándote siempre contra el corajudo Rolando Rodríguez Lobaina; tildándolo también a él de un posible agente. O eres victima de la paranoia o estas aprovechándote del mecanismo de proyección de la personalidad a otros para desmarcarte.

¿Recuerdas José Daniel cuando me llamaste para aclarar sobre una información relacionada con el informe a las violaciones a los derechos humanos que yo elaboraba , en las que no aparecían unas de las actividades de UNPACU?. En ese momento te comprendí y te dije que llamaría a Lobaina para ver qué había pasado con estos datos; pues yo lo había entregado completo; incluso aun conservaba el original y te lo mostré. Fue cuando te manifestaste que detrás de eso estaba la mano de Rolando y por supuesto de la seguridad del estado; también te referiste a su hermano carnal el también corajudo patriota y con más méritos que tú, Néstor Rodríguez Lobaina. ¿Lo recuerdas? Seguidamente llamé a  Lobaina y le conté lo sucedido.

Lobaina  como de costumbre, fue a la raíz del problema, encontró el error y pidió disculpa, como hacen los caballeros, en nombre de la persona que había transcrito el informe.

Cuando el dictador Fidel Castro Ruz , preparó y ordenó la oleada represiva, en la primavera del 2003, donde fuiste detenido junto a otros tantos patriotas, hubo en Palma Soriano, como a todo lo largo y ancho de la isla, un momento de incertidumbre y desorientación. Los grupos que ejercían en Palma Soriano antes de estas detenciones, se opacaron. Dos años después, o sea, en el 2005; nos dimos a la tarea de organizar y fundar un grupo que su principal misión era el de apoyar a los familiares de aquellos presos que pertenecían a Palma Soriano conjuntamente con los de Palmarito de Cauto. Entre esos presos estabas tú, tu hermano Luis Enrique, Leonel Grave de Peralta, Jesús Mustafá Felipe, Alexis Rodríguez Fernández, Ricardo Silva Gual, también incluimos a Raumel Vinajera Estiven y a Marino Antomachin Rivero.

Este grupo se le llamo Grupo de Apoyo a los presos políticos (GAPP), y  no era financiado, ni apoyado por ninguna organización en el exilio como hara si lo estas tu. Sólo contábamos con la solidaridad de sus integrantes y de otras personas que aunque no afiliadas, colaboraban con nuestra causa y actitud. Todos los meses sus miembros donaban 15 pesos en moneda nacional para crear un fondo; ese dinero era controlado por un responsable o tesorero.  El mismo era utilizado entre otras cosas, en las compras de los pasajes para que los familiares de ustedes fueran a sus visitas; también se compraban algunos víveres para reforzar las javas que  les llevaban. Tu familia y la de los demás presos,  saben de lo que estoy diciendo.

Desde que se fundó el GAPP, la policía política comenzó su ataque frontal a sus miembros, en especial contra mi persona. Nunca me debilité antes sus amenazas de llevarme a prisión, ni con sus chantajes, ni actos de repudio, y otras canalladas a las que están acostumbrados el aparato represivo. No te creas que al tu caer en prisión se acabó la resistencia en Palma Soriano; ni pienses que la lucha se reinició cuando saliste. Bien sabes que no fue así; y algunas  organizaciones que existían  en el momento de tu salida las absorbiste con jugarretas y presiones, excepto a la Alianza.

Para nadie es un secreto que para aumentar más miembros en tu organización, jamas te ha importado quienes entran, pues tú mismo expresaba que  la calidad humana no era importante, sólo te interesa la cantidad. Tu sabes que muchos delincuentes llenaron tus filas; por ejemplo Víctor Campa Almenares. Este personaje, nunca fue un político, ni lo será. Sus prisiones fueron todas por delitos comunes, como robo con fuerza, consumo y venta de marihuana. Posee además un currículo de actos inmorales, como corrupción de menores, maltrato físico contra las mujeres. Todos los que estén leyendo u oyendo mis palabras y conozcan este ser conocido por Vitico, saben que es cierto lo que digo. Pueden averiguar en Palma Soriano sobre esta escoria, que si ha sido chantajeado por la seguridad del estado, debido a su venta de marihuana; estos son tus seguidores.

No guardo de ti ningún hecho heroico, con el cual  pudieras demostrar que eres un verdadero líder. Nunca participaste de una marcha o actividad pública frente a tus seguidores; te quedabas encerrado en tu casa mientras a ellos los hermanos de Vera Rodríguez, es decir el órgano represivo, los molían a golpes. Usaste y usas la misma táctica de Castro en la Sierra Maestra.

Sólo recuerdo que en una ocasión, siendo aproximadamente las cuatro o cinco de la mañana, sin yo saber nada llegaste a mi casa acompañado por el también expreso político Ángel Moya, a quien si considero un valiente luchador. Me dijiste en aquella ocasión, que habías pasado a recogerme para que te apoyara en una marcha pública que se realizaría en las primeras horas de esa mañana. La acción no se efectuó pues como a las seis de la mañana ya mi casa estaba rodeada por varios carros patrullas y motos de la seguridad del estado. ¿Quién delató esta actividad, que sólo tú y los tuyos sabían de ella?

No José Daniel, no conservo en mi memoria ninguna actitud digna, sino aquella de tratar de tildar  a todos los que te venga en ganas de agentes de la policía política; con el solo objetivo de crear confusión y dividir. Este método ya obsoleto, pero eficaz es utilizado por el régimen tiránico de Cuba, Tú y Vera conoce bien de esto.

Eres un fraude, un cadáver político y  los emplazo a ambos, para que me demuestren a mí y al mundo las pruebas que dices  tener en mi contra. Los dos  han querido escribir mi nombre con minúscula, porque saben que mi MAYÚSCULA es más grande que las de ustedes.

Tu vídeo tiene varias intenciones, una de ellas es tratar levantar tu perfil político que por tus acciones indignas esta en total desprestigio y descrédito; y la más importante, seguir dividiendo a la oposición interna dentro de la isla.

¿De qué Unión Patriótica hablas tú, cuando eres el principal divisor de la resistencia en el Oriente del país?

Comments are closed.