Rusia desafía a EE UU: reabre centro de espionaje a solo 90 millas

Informe de Capitoll Hill

lourdesLa prensa Estatal rusa asegura que, Vladimir Putin, y los hermanos Castro de Cuba han acordado reanudar las operaciones del Centro de Espionaje Electrónico en la Base  Lourdes, cerca de La Habana.

El centro de espionaje, que usa la técnica del SIGINT  por sus siglas en Ingles, era el más grande complejo operado por Rusia y sus servicios de inteligencia fuera de la región de la antigua Unión Soviética. En su apogeo, la instalación fue atendida por más de 1500 técnicos, ingenieros y agentes de inteligencia de la KGB, GRU y la DGI cubana.

Según el Programa de Recursos de Inteligencia, auspiciado por la Federación Americana de Científicos,  el complejo de Lourdes era capaz de monitorear una amplia gama de comunicaciones comerciales y gubernamentales en todo el sureste de los Estados Unidos, y entre los Estados Unidos y Europa. Desde esta instalación clave, Rusia tenía la capacidad de monitorear  satélites comerciales de Estados Unidos, y las comunicaciones confidenciales de militares de EE.UU., la marina mercante y los programas espaciales de la NASA con sede en Florida. Es muy posible que también hayan podido espiar otros programas de más alcance teniendo en cuenta que  el Comando Central de los militares de EE.UU., el Comando Sur y Comando de operaciones especiales, se basan en la Florida.

El 17 de octubre de 2001, el presidente ruso, Putin anunció que la instalación de Lourdes sería cerrada. Sin embargo, las negociaciones para reabrir la planta comenzaron hace unos años y culminaron durante el viaje de esta semana del presidente ruso  a La Habana.

Según fuentes del Ministerio de Defensa de Rusia, citados por sus medios de comunicación estatales, el ” gesto de buena voluntad “para cerrar la instalación en el año 2001 no ha sido apreciado por los Estados Unidos. Por lo tanto, Rusia busca ahora a reabrir y modernizar las instalaciones, según  un informe  de la oficialista RT :

De acuerdo con la prensa rusa, Moscú  abrirá nuevamente la megabase cubana  para espiar a América – luego de un acuerdo con  La Habana. El centro había cerdo en 2001 debido a problemas financieros y bajo la presión de EE.UU.  En su momento,   la instalación,  ubicada a solo 250 kilómetros de las costas de Florida,  fue tripulada por miles de militares y de inteligencia, cuya tarea era interceptar las señales que provienen de y hasta el territorio de los EE.UU. y para proporcionar comunicación de los buques rusos en el hemisferio occidental.

En el pico de la guerra fría fue el mayor centro de inteligencia de señales de Moscú operado en  una nación extranjera y  con una dotación de más de 3.000 personas. Desde la base,  Rusia podría interceptar comunicaciones en la mayor parte de la EE.UU. incluyendo los intercambios clasificadas entre las instalaciones espaciales en la Florida y las operaciones de aeronáutica.

Raúl Castro, el entonces ministro de Defensa de Cuba, se jactó en 1993 que Rusia recibió el 75 por ciento de la inteligencia de la señal en América a través de Lourdes, con la que probablemente era una exageración, pero no por una gran cantidad. Tras el colapso de la Unión Soviética la base fue clausurada, pero la operación continúa. Después de que Rusia se vio afectado la crisis económica de 1998, que tuvo dificultades para mantener muchos de sus antiguos activos, incluyendo la instalación de Lourdes.

En la época soviética, Cuba asumía los pagos de alquiler por la instalación pero a partir de 1992 Moscú tuvo que pagar Habana cientos de millones de dólares cada año, además de los costos de operación para mantener la planta abierta.

Un golpe adicional se produjo en julio de 2000, cuando la Cámara de EE.UU. aprobó la  Ley de Cooperación confianza ruso estadounidense  que prohibiría a Washington de la reprogramación o perdonar una deuda de Rusia a los EE.UU., a menos que la instalación de Lourdes se desconectara. Moscú lo hizo en 2001 y también cerró su base militar en Vietnam Cam Ranh.  Ambos movimientos fueron reportados como importantes medidas para abordar las preocupaciones de los estadounidenses.

Pero, en palabras de una fuente militar citada por Kommersant , los EE.UU. “no apreció nuestro gesto de buena voluntad.”

Hasta el momento no hay detalles  para la reapertura de las instalaciones, que actualmente alberga una rama de la Universidad de Ciencias de la Informáticas UCI, centro donde preparan a jóvenes para la guerra electrónica , nueva modalidad del gobierno de La Habana.

La base Lourdes será reabierta pero con nuevas técnicas de operación, y con mucho menos personal para atenderla, porque el equipo de vigilancia moderna puede hacer muchas funciones que ahora automáticamente. Informes de inteligencia indican que son la reactivación de Lourdes,  Rusia tendría una mejor capacidad de inteligencia de señales en el hemisferio occidental.

“El regreso de  Lourdes ahora está más que justificado “, dijo el experto militar Viktor Murakhovsky, un coronel retirado.  Aseguró que ” La capacidad de inteligencia militar a través de satélites y señales electrónicas de Rusia había disminuido considerablemente  así que con una ubicación tan cerca de los EE.UU. se espera que los militares puedan hacer mejor su trabajo usando los escalones que proporciona la tecnología  SIGINT ”.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*