" />

SE HA IDO PARTE DEL ALMA NACIONAL CUBANA, FALLECIÓ MIÑOSO

img061

Por Andrés Pascual (TOMADO DE El Tubeyero22, LasMayores.com)

Día triste para la patria, no solo para el fanático del beisbol, porque, cuando pierde un hijo especial, un representante genuino de la tradición, de la identidad nacional, la Gran Dama del Gorro Frigio se estremece de dolor maternal…es difícil recuperar la clase de los grandes hombres de una época inigualable para Cuba; poco a poco se van apagando las luces que, alguna vez, guiaron al cubano hacia aguas, más que exitosas, de esperanza, que hicieron al grande y pequeño país, alguna vez conocido como la Perla de Las Antillas.

¡Contra! yo hubiera destacado un gesto del presidente de EUA al referirse a la muerte del mejor pelotero cubano de la historia (así como leyó), algo digno de aplauso y consideración; hubiera sentido orgullo, satisfacción y agradecimiento eterno, pero, que lo haya hecho Obama no; porque, como negro cubano (Miñoso lo era, mientras que Obama ni negro, sino birracial sin patria) el inquilino de turno de la ex Casa Blanca representa lo contrario que ORESTES EN TODO: amor vs odio; fidelidad vs traición (acaba de conocerse una información en la que Obama expresó “estar decidido a tumbar aviones israelíes para proteger a Irán”); sanación de heridas vs revanchismo; afectado por el comunismo vs protegido con beneficios especiales por el flagelo; armonía racial vs racismo vicioso y enfermizo: HOMBRE EL NUESTRO vs CUCARACHA el engendro musulmán; respetuoso y agradecido de EUA MINNIE vs EL MÁS RABIOSO Y FURIBUNDO ENEMIGO DE ODIO DE LA NACIÓN EN LA QUE NADIE SABE SI NACIÓ… en cuanto a la libertad de Cuba ¿Necesita más pruebas del maridaje entre el tipo que decreta contra América en todo y la longeva y criminal tiranía castro-comunista? Sobre este “gancho” de Obama para atrapar cubanos confundidos; incluso latinos, quienes, tal vez, se consideren reflejados en la profanación de la gloria cubana que murió en Chicago sentado al timón de su auto en una gasolinera, que así tenemos que entender esa “manifestación emotiva”, como diceron algunos libelos castristas por aquí, de este anticubano mentiroso, ridículo y peligroso.

A fin de cuentas, una sarta de malas y oprobiosas palabras por la mentira, el embuste y el trasvestido que realmente son; dichas por el oportunista, mentecato y cobarde que verdaderamente es este presindetucho; lea el link que pongo debajo, de Diario las Américas:

http://www.diariolasamericas.com/4957_deportes-dla/2977977_obama-recordo-a-minnie-minoso.html

El Ídolo del Perico (foto conmigo un día de trabajo en Marlins Park) no fue respetado en toda su grandeza en ciertos círculos americanos, donde la influencia negra o blanca protectora de estos, es más que generosa; por tal razón, además de sufrir las consecuencias del racismo, como todos, pero, en cuanto al jugador latino, mayor y más continuado porque fue el primero en llegar.

Sin embargo, el cubano no se quejó, conocía las reglas de juego y actuó de acuerdo a estas CON SU COMPORTAMIENTO INIGUALABLE, por lo que decencia, seriedad, disciplina, amor por el deporte y respeto al público,  fueron sus armas contra el racista demócrata (que eran estos, no los republicanos). Ningún negro fue más caballeroso que Orestes; igual sí, pero, ¿Más? lo dudo, ni Jackie Robinson.

A través de los años, los “liberales” han intentado imponer a otro jugador negro americano como el primero en la Organización Chicago del Joven Circuito, sin embargo, todos los datos de la época, sitúan al criollo debutando 3 meses antes.

En 1951 le robaron el premio al Novato del Año para beneficiar a los Yankees, se lo regalaron a Gil McDougal tras una temporada de .326 del matancero y varios liderazgos ofensivos.

El año del debut de Miñoso en Cleveland, 1949, lo convirtió en el primer negro hispano en Grandes Ligas.

Cuando lo envió la Tribu al Chicago en 1951, también fue el primero de su raza que jugó en el club de la Ciudad de los Vientos y el primero que lo hacía como regular para la raza negra en esa Organización.

Pero, además de ser el primer negro hispano en Grandes Ligas y el primero que jugó para el Chicago, fue el primero en actuar regular.

En 1951, el primer jugador de raza negra que encabezó la casilla de robadas para el Joven Circuito; de hits en 1960; de triples en 1951; de dobles en 1957 y de total de bases recorridas en 1956; el año de su debut, encabezó a la America con 16 golpeados por lanzamiento, otro casilla que inauguró para los negros.

Una vez Martín Dihigo le respondió a Sergio Varona, a la pregunta sobre el mejor pelotero cubano de todos los tiempos, con el nombre del ex jugador fallecido reciéntemente (1 de marzo 2015), por lo general, la mayoría de quienes escriben, incluso de fanáticos, sitúan al matancero del barrio Pueblo Nuevo; otros, dicen que Martin fue el mejor de los primeros 50 años del siglo pasado, mientras Orestes queda como lo primero de la segunda mitad.

Al modo mío de verlo, la única diferencia, suficiente, es que el sensacional pelotero de Alfredo Pequeño hizo su historia en Grandes Ligas y EL INMORTAL NO JUGÓ EN ESE NIVEL, por lo que es especulativo qué hubiera podido hacer si…

Para quienes utilizan arteramente el dato que diré, con el objetivo malicioso de cuestionar a Feller, a Ruth, a Cobb…Miñoso brilló como superestrella CUANDO LOS NEGROS ESTABAN EN LAS MAYORES y, fundamental, ENTRE ELLOS.

Miñoso y Willie Mays lideraron los 50’s en bases robadas y ambos son considerados (el cubano junto a Fox y a Aparicio) responsables de reintroducir el juego rápido en Grandes Ligas.

Em 1947 ayudó a los New York Cubans a ganar la Serie Mundial sepia contra Cleveland Buckeyes; jugó semipro con el Ambrosía y en la Cuban Mining del Oriente del País; rechazó la oportunidad de integrar el 6to Regimiento de la INTER FUERZAS ARMADAS en 1940, porque: “ni de juego quería vestirme de militar”; toda su carrera con el Marianao en el champion criollo, con los bengaleses fue jardinero, antesalista y hasta catcher ocasional; ganó 2 Series del Caribe, únicas que asistió, con los Tigres de la Ciudad que Progresa; 17 campañas en Grandes Ligas, 12 con los Medias Blancass y el resto con los Cardenales y el Washington; jugó y dirigió en la Mexicana y en el Pacífico.

Las mentalidades grises del Comité de Veteranos, sobre todo los “liberales” de raza negra que lo consideraron un TÍO TOM”, que no tienen un adarme de la calidad humana y patriótica de Miñoso, se llevaron “el gato al agua”, porque no tendrán que oír el discurso por su exaltación, en que el cubano mencionaría positivamente, no lo dude nadie, lo que más odian: SU SENTIMIENTO AGRADECIDO A AMÉRICA Y AL BEISBOL, sin rencores ni bajas pasiones.

Si estos elementos que votan para Cooperstopwn se pusieran de acuerdo, como hacen entre 4 ó 5, y eligieran a Miñoso al Salón, ese día debía llover azufre sobre la Casa que alberga, supuestamente, el sentido y el alma del pasatiempo.

About the Author