Siga jugando al Opositor Pacífico y tendremos Castrismo por otros 50 años

Por Carlos Jaime Cabrera

grantDenver, Colorado– Las organizaciones patrióticas que pululan en ambas orillas “luchando”por la liberación de Cuba se exhiben en demasía en redes sociales y en otros medios escritos y televisivos proclamando a los cuatro vientos sus avances y victorias pero con pocos o ningún resultado tangible o comprobable. Es, sin lugar a dudas, una guerra entre ellas mismas que redunda en ganar méritos para conseguir Grants a como dé lugar.

En la actual evolución de esas organizaciones  ¿opositoras? Encontramos desde líderes de dudosa reputación que parecen tener absoluta inmunidad para ellos y sus asalariados en la orilla de enfrente, hasta otros que justifican sus “gastos” con simulacros de luchas pacíficas, que no pasan de ser pequeños shows de escándalos públicos de esquinas barrioteras cubanas,  que en nada ayudan a la verdadera causa de la liberación total y real de nuestra patria.

Pongamos un ejemplo, sólo por situar a alguno sin ánimo de decir que ésta es la peorcita de todas.

Veamos al CID, organización fundada por uno de los comandantes del Ejército rebelde más sanguinario de aquel entonces y dirigida en la actualidad por, Huber Matos Araluce,  su hijo prófugo de la justicia de USA por fraudes a los servicios de salud de éste país, que vive en Costa Rica, donde alguna vez fue señalado e investigado por la muerte de cubanos migrantes en un camión cerrado en los límites fronterizos con Nicaragua.

Con todos esos truenos, la pregunta que cualquier persona pone en la mesa de la credibilidad es si personajes como esos tiene la fuerza moral necesaria para ser líderes de una organización  patriótica que por demás califica para  recibir dinero del Gobierno de USA. Posiblemente la respuesta sea NO. Es obvio que no tiene moral y además debe estar tras las rejas pagando por delitos cometidos.

Hay suficientes pruebas que demuestran el canallesco manejo de fondos federales entregados a éstas mafias disfrazadas de luchadores pacíficos. Ninguna ha logrado absolutamente NINGÚN resultado en cambios de la dictadura castrista durante estos lados 57 años. NINGUNO.

Estas organizaciones  son manejadas por poderosos intereses que han logrado inclusive, que ninguno de sus líderes haya pagado por violaciones de leyes federales en esta nación. Y siguen recibiendo dinero que nadie pregunta donde lo  meten porque el que lo haga le cuelgan el pokemónico cartelito de AGENTE CASTRISTA.

Las acusaciones no pasan de ahí, no llegan a las cortes y todo se reduce a un show feisbuquero que lejos de orientar y desenmascarar a éstos sinvergüenzas lo único que hacen es promocionar y promocionar para  atraer incautos con donaciones que para lo único que sirven es para engordar cuentas de bancos o comprarse casas en las playas de nuestra sufrida isla.

Es en realidad bochornoso que la moral de muchos se diluya en redes sociales y en programitas enlatados de la tv miamera sin que nadie con dos dedos de frente se atreva a señalar a nadie so pena de perder el hueso del cual viven.

Muchos dicen que la lucha contra la tiranía debe continuar, yo digo que debe de comenzar, pues lo que hasta ahora veo es lucha por Grants, viajes y I phones  y otras migajas como la pacotilla y el vivir del cuento y la rutina como decía Joseito Fernández en aquel montuno.

Cuba y sus líderes opositores nos siguen tomando el pelo y usted piense lo que quiera si al final, seguirá cooperando con ese jueguito para que dure otros 50 años más.

Deja un comentario