SOMOS RACISTAS LOS CONSERVADORES?

Por Alberto Perez Amenper

obama cazuelaTodo lo que se habla en la prensa liberal es sobre diversidad racial.

El estereotipo racial realmente no aplicaba a la vida americana en los últimos años, sobre todo en el caso de los hispanos. George W. Bush ganó el voto hispano en su primer término, y un negro ganó la presidencia después de Bush.

Aquellos que dicen que republicanos no les gustan las políticas del Presidente Obama, únicamente por el color de su piel, tienden a olvidar que también Obama es miembro del partido demócrata.  Los demócratas y Republicanos están y han estado por un largo tiempo en polos opuestos en casi todas las cuestiones, nacionales y extranjeras.  John Kerry fue un candidato rechazado por los republicanos e independientes, y era blanco.

Por lo general, los votantes republicanos soportan el bajar los impuestos, gobierno limitado y una fuerte defensa nacional; mientras que votantes democráticos están inclinados hacia el aumento de los impuestos, un gobierno inmenso y una defensa débil.

Cuando se trata del Presidente Obama y la mayoría de los sentimientos de los republicanos hacia él, una vez que esta variable olvidada (el hecho de que él es un negro) sería correcto el afirmar que los votantes republicanos rechazan al Presidente Obama porque se adhiere a las políticas del nuevo partido demócrata de corte socialista. Decir esto es razonable. Decir otra cosa es idiota.

Cuando somos honestos  y libres del veneno de la política de la baraja racista, sabemos que esto es la verdad, pero combinar las diferencias en ideología política con el racismo está muy lejos de la realidad que confina con lo absurdo.

En definitiva, el racismo es la creencia de que una raza es superior a otro.

Formalmente definido en Wikipedia, el racismo es, “la creencia de que todos los miembros de cada raza poseen características o habilidades específicas, especialmente con el fin de distinguirlo como inferior o superior a otra raza o razas”.

¿Pero hay de una cosa tal como el racismo político? Bueno, la descripción se parece en algunos casos, peo no precisamente en el partido republicano.

En primer lugar, cada partido político principal se compone de miembros de cada raza. ¿Es posible o usual para los republicanos blancos a creer que su raza superior a la de los demócratas negros? NO ¿pero no es eso lo que dicen la propaganda? Si esto fuera cierto, entonces los republicanos blancos también se creerían superiores a los republicanos negros-

 Suponiendo que todo esto fuera cierto, entonces que los negros republicanos deben de creer que su raza negra es superior a la raza negra de los demócratas negros. Espera, ¿no es esto todo una falsedad?

 Es todo lo contrario, los republicanos negros son acusados por los demócratas negros de ser “galleticas Oreo” negros por fuera y blancos por dentro. Una noticia para ellos: los republicanos negros no son una raza política, tampoco lo son los demócratas blancos, ni los demócratas negros ni los hispanos, son individuos que se deben considerar por sus acciones-.  Dos de los candidatos a la presidencia por el partido republicano, Cruz y Rubio son hispanos, y también un negro, Ben Carson es candidato republicano. Son hispanos los gobernadores de New México Susana Martínez y Brian Salazar el gobernador de Nevada, son hispanos mejicanos. El único negro de la corte suprema es republicano. Los dos secretarios de estado de Bush, Rice y Powell eran negros.

 Para tener alguna validez alguna, tal racismo político tendría que surgir entre los miembros del mismo partido político y de hecho esto sucede en el partido demócrata, no en el republicano.

Por ejemplo, cuando en las primarias del 2009 Obama  un demócrata  negro y Hillary Clinton una mujer blanca que creían en esencialmente las mismas cosas, vimos como los simpatizantes de Obama optaron por sacar la tarjeta de raza con el fin de desacreditar y menospreciar a la Clinton, tal vez entonces podemos hablar de un caso de racismo. Pero para ser viable, usted debe comenzar con los miembros del mismo partido político, que estaban 100% de acuerdo en todo, par a par, manzanas con manzanas, donde la única diferencia entre ellos era la raza. Este si fue evidentemente un caso de racismo político.

. ¿Por quien votar cuando esto se presenta? ¿Quieren que cada vez que un candidato negro se enfrenta con un candidato blanco, debemos todos marchar paso de ganso a los tambores del candidato negro, independientemente de su carácter moral, afiliación política o creencia? ¿Debe ganar el candidato negro  con el fin de disipar cualquier acusación de racismo? ¿Tras estas elecciones, debe el público entonces 100% de acuerdo con las políticas de lo que el funcionario negro dicta, sin oponerse ni protestar si no estamos de acuerdo? ¿Esto es lo que estamos obligados a hacer para corregir las injusticias raciales de siglos pasados?

Resulta que en qué siglo XXI los demócrata se están babeando sobre algo que no es racismo en absoluto, sino una forma de identidad política. A través de políticas de identidad, se aplica la presión social en un intento de influir en la mayoría de aceptar las creencias o el comportamiento de una minoría. Sin embargo, no debemos confundir nunca las creencias y el comportamiento con la raza

¿Qué piensas que debía de haber pasado cuando se generó el primer presidente negro del partido demócrata? ¿Esperaban que de pronto los republicanos fueran a cambiar su ideología? ¿Crees que una luz se encendería en las mentes de los republicanos, por la cual se darían cuenta que habían estado equivocados acerca de bajos impuestos, gobierno limitado y una defensa nacional fuerte, en conjunto? ¿Esperabas todo el partido se iba a arrepentir, y unirse a las filas con el partido demócrata porque rectificamos  al tener un presidente negro? ¿Es así cómo has pensado tenía que trabajar esto?

¿Todos los miembros del partido demócrata de repente dejaron  sus filas del partido y su lealtad y se unieron  con los republicanos cuando Bush fue electo a la Presidencia? No, no lo hicieron. Por el contrario, gritaron se quejaron y protestaron constantemente sobre casi todo lo que el hombre hizo o dijo. Así que ahora que el zapato está en el otro pie, el mismo grupo está llorando el racismo cuando criticamos al presidente.

No importa si el Presidente Obama fuese blanco, hispano, asiático, gay, masculino o femenino; Los republicanos no estarían de acuerdo con él  y las políticas del partido demócrata. Mis sentimientos personales sobre el Sr. Obama son así: desprecio al hombre y todo lo que él representa. No tengo nada contra su esposa e hijos, y si no fuera el Presidente, no tendría una opinión de él, no lo conocía,  de  cualquier manera, ni me hubiera enterado sobre  su trabajo de organizador comunitario en Chicago, no me hubiera importado mucho.

Pero mi animosidad personal hacia él comenzó el día que empezó a hacer campaña para la oficina y leí sus libros. Para mí no es personal, es todo acerca de su persona política, su estilo de la política y sus filosofías socialistas.  Sobre todo esa idea que crearon que estábamos obligados a escoger a un presidente negro para demostrar que América no era racista, y que si no lo votaba por él era un racista.

Aquí está el quid: no me gusta alguien me dice que tengo que hacer algo, y que si me niego yo voy a ser castigado.

Aquí está un ejemplo: “tienes que unirte a nuestra religión, o de lo contrario vamos a cortarle la cabeza.”  No me parece algo razonable.

Otro ejemplo es el Obamacare,  es una cosa para tratar de hacer mejoras a nuestro sistema nacional de salud, que en realidad mejoren nuestra salud y reducir los costos, pero totalmente otro cuando se reduce al gobierno al mando de obligar a comprar uno de sus planes de seguro prescritos, de lo contrario me veré obligado a pagar un impuesto. Perdón por mi francés, pero eso es una mierda.

El punto final: es imposible que aquellos de nosotros que han adoptado los ideales conservadores republicanos no se unirán  con los demócratas nunca, sin importar la identidad del candidato del partido demócrata, los demócratas pueden nominar a alguien de su elección la próxima vez, si les falla Hillary, no importa si el nuevo candidato sea una mujer negra o blanco, un hombre blanco rubio, un hispano,  un asiático, hispano, homosexual lesbianas, cristiano o musulmán, esto no modificaría ni un ápice al votante conservador-republicano ni sus creencias políticas.

Enmascaramiento impopulares de injustas políticas detrás de la aureola de la identidad personal es similar a robo de identidad.

Las políticas del Presidente Obama no son blancas o negras; pertenecen al partido demócrata. Es hora de poner fin a esta noción errante de la política identitaria y continuar discutiendo nuestras diferencias ideológicas en su valor nominal. 

Comments are closed.