Texas se pone los pantalones y asume su propio control de las fronteras

Por Carlos Carballido

gobernador-de-texas
Rick Perry, Gobernador de Texas

ALPPRYT USA/Austin TX . Ante la impasividad de la actual administración de Barack Hussein Obama, las autoridades del estado de Texas anunciaron una nueva ofensiva contra la inmigración ilegal en la frontera con México, al destinar $1.3 millones semanales para financiar un incremento en la vigilancia.

La situación se estaba saliendo de control en la región luego que una avalancha de más de 50 mil niños solos cruzaron a territorio norteamericano en lo que se ha  descrito como  la operación de tráfico humano más intensa de los últimos anos a través de México, sin que se viera una acción de respaldo por parte del gobierno federal.

En un comunicado conjunto, el gobernador Rick Perry, el vice gobernador David Dewhurst y el líder de la legislatura Joe Straus, todos ellos republicanos, dijeron que la autorización de fondos estatales se debe a “la ausencia de recursos adecuados enviados por el gobierno federal para asegurar la frontera, ante un pronunciado incremento de cruces de inmigrantes por la frontera de Texas.

El comunicado no especificó cómo se destinarán esos fondos, ni cuál agencia será la que los administre pero  según se filtro a la radio local, Texas no se quedará cruzado de brazos viendo como se rompe la Ley y al final el problema será de incalculables consecuencias si no se  corta el mal de raíz. No solo son niños los que están cruzando sino que ya se han reportado la entrada de jóvenes pandilleros, militantes del cartel de Sinaloa y un alto número de trafico de drogas y estupefacientes.

Se prevé que  el estado apoye con fuerzas de la policía, patrullas de caminos y otras acciones  que impidan el cruce masivo y pueda ayudar al ya congestionado servicio de inmigración que como ya han declarado, están haciendo de niñeras y no de oficiales de inmigración.

La semana pasada el procurador del estado Greg Abbott le pidió al Departamento de Seguridad Nacional que les destinara $30 millones para que Texas mandara más agentes estatales a la frontera.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*