TODOS CONTRA UNO…

george w abraza hilariaPor Andrés Pascual

Los canales de televisión antiamericanos y procastristas, que armaron una escandalera de Padre y Señor mío porque “los varados se estaban muriendo de hambre”, que recogieron billetes, ahora difunden que toda la estancia en Costa Rica de los kubanoides la costeó Obama, supongo que la mano “divina” de Pancho forme parte de la cofradía. Dan asco estos canales y un grupo mucho más que generoso de kubanoides de ayer y de hoy.

Según Hilaria, los “líderes extranjeros no quieren a Trump”. En primer lugar ¿Cómo la audiencia no le cayó a tomatazos, al incitar e invitar a que enemigos de USA, que pisotean al país por la debilidad de la Administración y la pérdida de liderazgo, intervengan por influencia en asuntos internos de la nación? En segundo lugar, todo lo que no apeste a Obama, a su antiamericanismo, a su debilidad artificial, creada intencionalmente para destruir la nación, por supuesto que no es bien vista por un continente que sabía lo que venía desde noviembre del 2008 y desde entonces se ha aprovechado; que aplaudió el gravísimo paso dado por América Banana, porque “se vistió de largo eligiendo a un negro”, que no lo es, sino birracial.

Marco Rubio instó a votar por Kasich en Ohio, este muchacho no es inútil e ineficaz por joven, sino porque sus piernas son gelatina: R.I.P, su problema es gravísimo, incluyó a sus niños en el potaje para inspirar lástima y ha llegado tan lejos en su cobarde miopía, que declaró que no apoyará a Trump si este gana la candidatura, dejándole la puerta abierta al ganado pa’ que corra hacia el otro corral: EL DE HILARIA.

Hace rato que Obama quería decir algo sobre su cuestionado y turbio origen y utilizó a Trump sarcásticamente, “este es el que dice que soy de Kenia”, más o menos como el problema de Benghazi, que no tuvieron que ver, pero no encuentran la forma que lo niegue rotundamente; tampoco que sea americano.

El problema con Donal Trump ha llegado tan lejos que echaron a rodar la bola de que no lo aceptaba el Ejército, no solo infame, sino descuidado e irresponsable; antes de decir algo así, piense que a esas Fuerzas Armadas las “entrega” Obama, verá qué rápido se le baja la fiebre.

¿Usted oye a los que dicen que Trump no es conservador? ¿Por qué debe creerse? Fíjese en la foto de Bush con Hilaria en el funeral de Reagan ¿Deduciría que George W apoye a la antiamericana delincuente? Como en todo, la pelota está en su cancha…

¿Quiere más? George W dice que Bill Clinton es “su hermano de otra madre”, después recalcó que su padre, el ex presidente, ha resultado un gran padre para él y para Bubba…Bárbara ha dicho que quiere al esposo de Hilaria como a un hijo. Yo le recomendaría mucho cuidado con estas declaraciones, porque, estos Bush’s han sido arietes contra Sarah Palin, los dos, patriarca y matriarca.

¿Quién es Obama, precisamente este tipo, para imponerle a Raúl Castro, hablando basura conveniente al mercado americano, “que no golpee ni detenga a gente por no simpatizar con el gobierno”? Pero está feliz y contento porque “la política anterior no funcionó” y porque visitará La Habana “desarmado”, sin el destructor que le cuide las nalgas…

¿Qué política anterior? ¿Acaso la traición es una política histórica? ¿El embargo? No podía funcionar, durante 57 años de tiranía dictatorial, los propios gobiernos americanos le han buscado la modalidad para que violen las sanciones; inutilizaron el mecanismo de apoyo a la lucha por la libertad y han impuesto la política de borrón y cuenta nueva, de conversaciones sucias, vitrina de una realidad grosera que ha resultado en la ayuda necesaria para que se mantenga el nefasto grupo asesino ¿Qué afecta al pueblo positivamente, qué pasos se dan, de parte de la tiranía, para cambiar a corto, a mediano o a largo plazo la miseria y la perspectiva sombría, incertidumbre inevitable en un futuro peor? Ah, el birracial ha sido el primero en decir que “la tiranía no cambiará”.

No soy trumpista, pero no tengo un solo elemento para catalogarlo de fascista, lo veo gritón e impositivo, pero, de ahí a… (los comunistas son peores y para esos me sobran razones), no sé por qué lo llaman “racista” con tanto negro, hispanos legales y obreros siguiéndolo, ni la razón para tildarlo de anti-inmigrante (ilegal no cuenta eh), cuando jamás ha dicho una palabra cercana a ese ni a ninguno de los “tópicos preocupantes” de quienes, por lo que veo, solo el de ellos es problema y el mundo que se acabe…

El hombre cae mal porque grita, es “vulgar”, irrespetuoso, chusma, pero señala debilidades, pone dedos sobre las llagas, dice lo que quiere oír el americano blanco y, sobre todo, LO DICE PRIMERO…para kubanoides significa la derrota de la sangre en la carrera, para muchos de Miami, porque eliminará “al nietecito, al hermanito, al es como si fuera mi hijo…” Marquitos, chico.

Hay quienes creen que estamos en presencia de un posible emperador, que pudiera decretar todo y más que Obama, colmo inaceptable por el grado de concesiones a que ha llegado este radical por su evidente interés en destruir al país. Nada de lo anterior se ve ni por asomo en Trump, pero, si fuera así, estamos al borde de la imposición del supremacismo blanco sin contemplaciones, porque Trump va a ganar y lo apoyan, entre otros, Sarah, Carson…

Antes llegaron tan lejos que secuestraron familiarmente a Jeb: “bushito, lo veo como a…”, pero están los otros, de espuelas # 5 ½, a esos les interesa el bautizo, la influencia como intercambio de relaciones de mutuo beneficio, que con Obama se puede barrer, menos la FNCA y la ganga conocida. Es lo que hay, ni misterio ni muertos que salen de noche.

¿Decidieron de arriba la estrategia trumpista para su victoria? No lo dudo, pero, los de abajo, deben estar más atentos a la provocación castro-obama-comunista, a ilegales, negros, mexicanos… que organizaron “el acto de repudio” de Chicago y el de Ohio, incluso Miami y El Doral ¡Vaya usted a saber cuántos venezolanos y kubanoides estuvieron dispuestos a…! deben cuidarse de quienes atentaron contra la libertad de opinión y reunión cuando el mogul tuvo que suspender mítines y, todavía, lo consideran “una victoria”.

Hay que ser un canalla, sobre todo los cubanos, para contemplar la imposición de la medida comunista contra la libertad de expresión y aplaudirla o quedarse callado, esos ataques a los mítines de Trump están cercanos al progromo, es una cobarde falta de confianza en sí mismos, por demás, un peligro, porque valida la forma criminal como actúa el castrismo contra la disidencia opositora, o en China, en Irán, en Corea del Norte, es sino un similar de la horda.

Dentro de la campaña contra Trump, lo peor es que intenten que diga en televisión, FOX, que divide al país ¿Dónde están los que han acusado a Obama y al partido demócrata como los virtuales generadores de odio, al extremo de que América es un volcán en erupción? ¿Se olvidaron de Ferguson? ¿Olvidaron BLACK LIVES MATTER?

Al oponerse al mogul aceptando sin criticar ni combatir el ataque comunista a la libertad de expresión en USA, por la forma como amenazan y ejecutan el casi progromo, puede decirse que están en la acera obama-castrista, donde solo se pensó que cabían los comunistas y los radicales, .

Esta campaña ha servido para que todos los oportunistas en la política americana, además de los comunistas, salgan del closet, ni más ni menos y es un buen síntoma, porque yo he transitado a veces por el teatro de la contienda equivocado, tratando de esquivar el fuego enemigo en una dirección cuando, en realidad, las dos trincheras tienen igual objetivo, aunque ni ellos mismos lo crean…

Ni Trump invento la palabra “rino” ni debilitó, mucho menos dividió al partido republicano; pero es la hora de “hacerse el chueco”, como quien llega por primera vez a un lugar y se da por desentendido de cómo está el ambiente. Ese partido no existe porque el GOP es débil, casi similar del Demócrata, rehén de situaciones que cuentan a la hora de rescatar la grandeza del país y del intento por unificarlo, como la Inmigración y la lucha contra el Islamismo, que hay que generalizarla, porque los terroristas no se anuncian en AMAZON.

La comunidad liberal, con ayuda republicana, ha creado un teatro de confrontación Este-Oeste para ejecutar la lucha por la candidatura republicana a la presidencia, ahí están los mítines suspendidos, de igual forma que la tiranía en Cuba, hay que recordar que el tirano, personalmente, “desarmo” a Gorbachov arráncandole el micrófono de las manos, con lo que silenció al “reformador” en La Habana.

Ahora incitan a cosas mayores, crear disturbios en la Convención Republicana, se bocea en todos lados y lo dicen para que se cumpla, no como advertencia para evitarlo, es la espiral de la traición a América.

Trump va a ganar por encima de los ilegales, de los negros, de los mexicanos, de los kubanoides, no lo para nadie, porque lo decidieron previamente, no es momento de nombres de candidatos ni de partidos, es de América, de lo que queda.

Los que pueden concluyeron que necesitan a Trump, no alcanzo a entenderlo, pero que nadie dude que quizás sea el inicio experimental de la implatación tácita del NUEVO ORDEN MUNDIAL con uno de sus “babybomers”, es el imperialismo del capitalismo total, pero el comunismo tipo Cuba es peor, por lo menos todavía y el grupo Obama ni hablar, que, quienes lo pusieron, como Soros, forman parte de ambos bandos.

Me desagrada el cúmulo de agresores a Trump, porque tengo la peligrosa preocupación de que “se pueda perder la calle” con los islamo-comunistas, que ejecutan estilo castrista al hacer política opositora salvaje, conscientes o no, contra las garantías cívicas y constitucionales.

Ted Cruz no podrá ganar gracias al capricho de “mi hermano Marquitos”, que hubiera podido mantener en suspenso el final de la carrera si le hubiera dado su apoyo, para colmo, Rubio no apoyará al urbanista si gana, entrelea que lo hará por Hilaria entonces.

Por lo que se ve, no hay algo que produzca más urticaria que la frase que apoya la campaña de Donald Trump: “HACER A AMÉRICA GRANDE OTRA VEZ…”, por lo que sea en contra del individuo, aunque la receta incluya el apoyo a Obama y a Hilaria por esa conducta.

Deja un comentario