" />
Published On: Sab, Abr 18th, 2015

TODOS MERECEMOS UNA ORDEN EJECUTIVA, DÍGANLE A OBAMA, POR FAVOR

Por María Argelia Vizcaíno

www.mariaargeliacvizcaino.com

OBAMA Y RAULTodos los que tienen deudas con la ley, delincuentes, asesinos, narcotraficantes, terroristas, están pidiendo al presidente Barack H. Obama que imponga una orden ejecutiva a su favor. Si lo hizo con el gobierno genocida de los Castro ¿por qué no con ciudadanos americanos?

Lo reclama el vendedor de drogas que ya no las vende desde hace seis meses, lo pide quien no ha pagado sus impuestos por cincuenta años, pero hace 180 días comenzó a hacerlo, lo exige el terrorista arrepentido que hace 26 semanas no pone bombas, ellos, según el criterio de este gobernante, también merecen una orden ejecutiva.

Díganle a Obama por favor, pero que no sólo dé la orden, también que elabore un proyecto de ley de cómo llevarla a efecto. Es que a nuestro presidente le gusta mucho mandar y lavarse las manos, como se la ha pasado en todo sus dos mandatos. Como el cuento de que los inmigrantes “indocumentados” no deben ser deportados, pero era lo que más hacía; que los “soñadores” tienen derechos… bla, bla, bla, pero jamás creó un plan, nunca propuso una estrategia. Bueno, sí, culpar a otros de lo que él hace y deshace. Primero al ex presidente Bush, después al congreso (que recordamos fue mayoría demócrata sus dos primeros años en la Casa Blanca), y siguieron todos los republicanos.

Y la gran prensa, especialmente en español, repitiendo como eco, todo lo que dice, sin atreverse a informar los hechos, por ser cómplices del engaño. Y los culpados, bien culpados porque se callan, no compran espacios en esos medios para al menos argumentar su parte. Por eso este pueblo de Estados Unidos se encuentra más desamparado que nunca, pues el presidente gobierna arbitrariamente sólo complaciendo a los donantes de sus campañas, y su agenda antiamericana por supuesto, y nadie lo puede contradecir. Al que se atreva, ya sabe que va por el mismo camino del senador Bob Menéndez, que lo quieren silenciar para siempre, o el IRS los investiga más profundamente como hizo con los miembros del Tea Party.

Lo que hace Obama, su gabinete, sus acólitos, la prensa y los republicanos (estos últimos que no buscan soluciones para que el pueblo americano se entere de lo que trabajan), es un insulto a todos los que creemos en la democracia del primer país del mundo. También es una falta de respeto a todos los ciudadanos de esta gran nación que su presidente no respete la Constitución y por sus… caprichos o de quien lo manipula, ejecute órdenes tan antidemocráticas, o vete cualquier propuesta republicana aunque sea para beneficio del pueblo.

Los hermanos Castro, fueron y son terroristas que por más de cinco décadas han robado masivamente las propiedades de ciudadanos americanos en Cuba, han fusilado miles de hombres incluyendo nativos de esta gran nación, han fulminado en el aire a dos avionetas con sus cuatro ocupantes, tres de ellos ciudadanos de EE.UU.; se dedicaron a amparar a cuanto terrorista necesitara asilo, a cuanto estafador saliera huyendo de USA. Entrenaron y protegieron a todos los peores asesinos de la era moderna, ya sea de ETA, IRA, Montuneros, Tupamaros, Macheteros, las FARC, las Panteras Negras, etc., etc., los asesoraron, financiaron, contribuyendo a la desestabilización de las democracias del continente, y enviaron a sus mercenarios a combatir en Angola, Granada, Etiopía, y a donde menos nos imaginamos.

Dentro de Cuba el pueblo ha sufrido las consecuencias nefastas de vivir bajo un estado que impone el terror. Allí (y hasta en Panamá) en la actualidad se golpean, encarcelan y asesinan a opositores sin piedad, pero Obama le da un mínimo de 45 días al Congreso para sacar al gobierno castrista de la lista de países terroristas aunque los congresistas no den su consentimiento, porque no se requiere de su apoyo, ni le importa. Y todavía los obamistas se atreven a culpar de cualquier problema nacional a los republicanos de que no lo han dejado gobernar cuando están viendo que si a su presidente le sale de adentro, da la orden que le venga en gana. Hay que ser muy ciego, o muy terco para seguir repitiendo el mismo libreto.

A Barack H. Obama sólo le bastan seis meses de que los Castro no hayan desenfundado el arma agresora, aunque tengan la misma en la cintura y cargada. Tal parece que para este presidente el terrorismo es solo poner bombas en New York y que las deudas pasadas hay que olvidarlas, porque las víctimas no importan.

No solo díganle al presidente Obama que muchos merecemos de órdenes ejecutivas para recibir su misericordia, también hay que decírselo a todos los que han votado por este doble mandato y siguen con el cuento de la buena Pipa, especialmente a esos comunicadores que se dedican a desinformar, para que tengan el decoro de no callar ante lo que es evidente.

Que no culpen más a los republicanos, ni sigan haciendo el ridículo al repetir tan burda mentira, porque Obama ha hecho y hace lo que le da la gana en Estados Unidos. Por algo es el presidente que ha impuesto la marca de más órdenes ejecutivas y el más demandado por los gobiernos estatales, aunque esto último es algo que no lo afectará, no porque no haya jueces con pantalones que se atrevan a encausarlo, sino por su misma corrupta manía de firmar Órdenes Ejecutivas para salvaguardarse y porque las ovejas fieles al Partido Demócrata, gracias a la prensa que los apañan, lo seguirán aplaudiendo sin importar las consecuencias.

Tan culpable es el que mata la chiva como el que le amarra la pata y el que oculta todo el crimen.-

About the Author