Tumben cata’o y pongan Quíqué que el cata’o está pega’o

Por Maura Barrabí

kataoEl tiempo es implacable. A su paso nos muestra la verdad, cual sea que queramos comprobar, sin que tengamos que averiguar ni cuestionar, basta hacer una retrospectiva de los hechos y  ya esta.

Recientemente el portavoz de la casa Blanca Jay Carney declaró a periodistas que el programa ZunZuneo  “es un programa de desarrollo coordinado por la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, y ese programa fue completado en 2012”.

A careta quitada aceptó que dicho programa era para fortalecer a la sociedad cubana. Que esas asignaciones son públicas a diferencia de las encubiertas  y que el dinero invertido se discute en el Congreso. Además, dijo también que la Oficina de Rendición de Cuentas (GAO), revisó este programa en detalle en 2013 y encontró que era implementado con apego a las leyes de Estados Unidos.

Hecho el recuento, yo me pregunto: ¿Por qué no se hizo público como tantos otros programas que costeamos los contribuyentes?  Me parece que una ayuda en la que se intentaba acaparar la mayor cantidad de jóvenes cubanos sin temas de política para después revirarlos contra el desgobierno, era un tema que los congresistas de Miami debieron plantearnos, no de comienzo como debe ser por cuestiones de seguridad, pero sí cuando vieron que no funcionaba, como no han funcionado ninguno de los programas que tantos millones de dólares nos han costado y que aun tendremos que seguir liquidando.

Por otro lado, me pregunto: ¿Cuantos programas más estamos costeando sin nuestro consentimiento?   Creo que siendo nuestro dinero se nos debe consultar y explicar lo que se pretende hacer porque al final, el dinero fue a dar a manos de millonarios y en Cuba no tienen ni la menor idea de nada de esto.

Ningún joven cubano, por lo menos la mayoría de a pie, habla del tal Zunzuneo y si lo hace, no sabe que significa, ni por  que estuvo  en sus manos, cosa que dudo totalmente. Jamás he escuchado un solo cubano llamar de Cuba con algún tema al respecto o mandar una noticia importante por esa vía.

En ninguna emisora radial ni televisiva se dijo nada son Zunzuneo , osea, que no hay transparencia en nada. Hacen y deshacen sin contar con el pueblo, porque ya es evidente que perdieron la noción de cómo funciona este gobierno. Los bienes no son del Gobierno, son del pueblo contribuyente, el presidente solo está para administrarlos, no para despilfarrarlos, menos, en proyectos que durante medio siglo solo han servido para enriquecer unos cuantos, endeudar a millones y estancar más la libertad de un país que es un punto en el agua. ¡Increíble!

No sé de qué se enorgullece la USAID de su trabajo en Cuba al promover asistencia humanitaria, Derechos Humanos y las Libertades Universales… Ahhh y de ayudar a que la información fluya más libremente. ¿Cual información fluye allí? ¿Cuales derechos humanos se respetan? ¿De qué plataforma creada para que los cubanos hablen libremente me están hablando?

El papel aguanta todo lo que le pongan, los que no aguantan son los ojos que ven la realidad de como la dictadura cubana oprime con mayor intensidad al paso del tiempo. El hambre no disminuye, aumenta. El robo al pueblo por parte de la dictadura es cada vez más creciente. Y el deterioro social y económico es general, a punto de ser declarado irreparable.

Pero, la ONU le entregó 54 millones de dólares a Cuba para que erradicaran el hambre y demás proyectos. Ninguno por supuesto se llevo a cabo, no hay ni papas, que es mucho decir, en un país donde la tierra fértil sobra….. En cambio al ZunZundeo, el Pueblo a Pueblo, los intercambios culturales, la ayuda a los disidentes, los premios, las medallas etc, etc, Cuba se atreve incluso a extender su tiranía a Venezuela y no pasa nada. ¿Con permiso de quién? ¿Con qué dinero? Con el de ellos si no va esa. Pregúntense de donde sale la matica que pare dólares para todo eso.

A la larga, después de medio siglo, tenemos que aceptar que nuestros bolsillos tienen un hueco difícil de zurcir. Un  disi-turismo impresionante que, son más embajadores que opositores. Miles de presos de conciencia. Un hambre atroz. Los barrios marginales cada vez más destruidos. El jineterismo ya cuenta con anuncios por Internet. Se venden casas al estilo capitalista. Hay más hoteles que viviendas. Más tiendas que hospitales…. Y entonces, ¿de qué ha servido toda la ayuda monetaria que se ha dado?

Pero vamos mas allá ¿Qué ha hecho la oposición? Pues poner tiendas, ver la película del Super. Montar un periódico digital que en Cuba no se lee, y si lo leen  el 2 por ciento de la población con acceso a internet  no causa estragos, ya que solo roza temas sociales. Tatuarse las cejas, ponerse extensiones, hacerse cirugías cosméticas, viajes van y viajes vienen, becas para la élite nueva de opositores. ¿Esos son los logros del USAID? ¿Así van a liberar a Cuba? Los nombres de los BENEFICIADOS pónganlos ustedes. Por lo demás, al que le sirva el sallo, ya sabe.

Con todo respeto, exijan a sus congresistas, quienes sean, que ya es hora de poner freno al descaro fraudulento que viene caminando por muchísimos años y que no funciona. No más tribunas castristas en pleno corazón del exilio (Miami), no más cantantes todos de la Juventud o del Partido, no más visas, no más turistas, se acabó. Quiten remesas, visas, viajes, la ley de ajuste cubano, el Pueblo a Pueblo y cuanta mierda han inventado para crear puestos de trabajo y enriquecer ¡sabrá Dios a quien!, y dejen que el pueblo explote cuando vea que las esperanzas de que Cachita los reclame ya no existen, que no hay dólares para comer, que no hay paqueticos con ropa, que las mulas ya no existen y que el cubano ya no puede ir a toquetear tetas a cambio de traerlas como novias.

Si se apuran en llamar y escribir quien sabe y logren algo hablando claro y pausado. Porque al paso que vamos, con todos estos embajadores recaderos del entra y sale, en cualquier momento establecen negociaciones con Cuba y ahí sí: a volar liberales del perico. Y digo esto, casi convencida de que ya es muy tarde. No creo en nada ni en nadie, se perdió toda esperanza, el tiempo derrumbó el muro y podemos ver del otro lado. No hay moral, no hay valores, nada, de nada, se acabo el querer, me JODE que esa estrofa la cante un comunista hdp, pero sí, se acabo el querer. Tumba cata’o y pon quinqué.

Como cantó un guajiro en Cuba en medio de una fiesta donde hubo un corte eléctrico mientras él se presentaba, y la gente le gritaba: suelta eso y dale que el cat’o está paga’o. Guajiro al fin, pensó que le pedían esa rima y mientras detrás de él ardía medio campo y la gente salía tumbando, él seguía con aquello de: …el cata’o está pega’o, heee, el cata’o está pega’o …echa….

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*