" />
Published On: Lun, Mar 3rd, 2014

UN CLIMA DIFERENTE

wall-street

Andres Alburquerque.

Muchos de los que vivimos en Dade County hemos visto en los últimos meses la publicidad que CNN Latino ha colocado en los autobuses públicos; en ellos se aprecian los rostros de presentadores de la comunidad (en su mayoría regresando de momentos mas felices) y se puede leer una afirmación que parece haber tenido efímera vigencia: “Se acabo el cambia cambia”.

Circulan rumores sobre el retiro de la franquicia CNN a esta empresa y que en lo adelante deberá sobrevivir sin contar con tan importante herramienta comercial mas allá de lo mal que parece irle al coloso de los medios con sede en Atlanta. No soy un experto en comunicaciones ni en radio difusión y mis incursiones en este campo se han producido mas por el deseo de hacer llegar mi mensaje que por el conocimiento profundo de este mundo. He utilizado el ejemplo para ilustrar con cierta efectividad lo que sera mi siguiente planteamiento: la inestabilidad e incertidumbre antes expuestas son típicas de la falta de solidez y lo corto del horizonte de la emprenditorialidad en nuestra comunidad.

Siempre he visto con admiración la agilidad que reina en el mundo laboral y en las relaciones de producción de nuestra gran nación, pero la libertad de movimiento, la celeridad con que se pueden tomar decisiones y la visión favorable al empresario que nos caracteriza nada tienen que ver con la volatilidad que se puede apreciar en los negocios, la falta de “tranquilidad” para mirar hacia delante y la precariedad profesional que provoca bajo rendimiento y genera planes a muy corto plazo.

Creo que ha llegado el momento de que políticos, hombres de negocios y ciudadanos en general sostengamos un amplio, sincero y honesto dialogo con el objetivo de imprimir cierto grado de calma a la actividad económica así como mayor calificación a los que toman decisiones importantes. El tema desborda los rígidos y obsoletos limites de persuacion ideológica e inclinación filosófica para incidir de modo decisivo sobre el tejido social en que nos desarrollamos.

Nadie puede negar que el sector inmobiliario ha despertado, que se pueden ver fácilmente decenas de grúas y zonas de construcción por doquier y esto es en extremo esperanzador; no obstante, no todos somos agentes de ese sector ni empresarios de la construcción. El turismo debería ocupar un lugar mucho mas relevante que el que ostenta en este momento y la prestación de los servicios debería efectuarse con mucha mayor calidad y crear un sector estable de fuerza de trabajo en lugar de consistir en aves de paso que esperan mejores situaciones. La cultura del anfitrión y la optimización de la derrama económica que las distintas actividades productivas crean son a mi juicio dos de los retos mas importantes a que nos enfrentamos en este minuto, pero los pasos son dados con preocupante vacilación y con dudoso sentido de objetivos y propósitos.

La conciliación de la gran libertad laboral y económica que caracteriza a nuestro modelo económico con una dinámica en la que gobernadores, alcaldes, comisionados, representantes, senadores, organizaciones sociales y ciudadanía en general desborden los estrechos limites de lo inmediato para desplegar una estrategia de amplio espectro y solidas categorías es cardinal para la supervivencia del sueno americano y la actualización del mismo a variables demográficas, filosóficas y culturales muy distintas a las del momento en que fuera concebido y posibilitaría ir mas allá de la peligrosa complacencia con que afirmamos ser la primera potencia; cosa que es cierta, para adentrarnos en el desbroce de derroteros mas amplios, largos y certeros.

About the Author

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>