UN DESCARO EL DESPOJO DE BARTHELEMY

barthelemy mendez optraPor Andrés Pascual

No les gustan los cubanos que se mueven FUERA DE LA JURISDICCIÓN DE LA TIRANÍA, ese es el problema, no es que sean liebres o tortugas, tampoco es el estilo ni la pegada ni la televisión ni la “cabeza de un guanajo”; sencillamente, hay una ojeriza política predestinada como  maldición influyente en todo el corrupto espectro del boxeo profesional contra estos peleadores.

Y yo no me canso de repetir que la respuesta estás “allende el mar”, un poco más abajo de Key West… como que nadie investiga “por dónde le entra el agua al coco”, pues los boxeadores criollos siguen pagando el miedo de la prensa, de la gerencia y de los promotores locales conectados a estos

¿Miedo a qué? la media a “no ser objetivos”, cuando deben hacer valer el entredicho que ofrece el sentido común; porque Castro ha sido un tirano, como su hermano y todo el mundo lo sabe; mientras, la decencia excesiva, cómplice en el trayecto, los llama líderes, gobernantes, presidentes… pero nadie es capaz de acusar la maraña contra los peleadores cubabnos como conspiración vía BURÓ POLÍTICO, nada más que para ver sí…

En los casos de apoderados y promotores, para no perder la relación que los hace ganar dinero o “figurar” sin la capacidad para funcionar como tales ni con el valor para señalar a los verdaderos culpables, si es que hubiera fantasmas temibles.

Por lo que se vé, los púgiles cubanos del grupo profesional nueva edición, están obligados a servirle de plato de segunda a tiñosas que ni pico tienen por lo viejas y gastadas ¡Qué lástima y qué miserable barbaridad!

Acaban de despojar a Ramsés Barthelemy de la versión de faja mundial que ganó limpiamente el pasado 3 de Enero y, hablo así, porque un golpe tirado con la campana, que pudiera ser calificado como foul después de dominar ampliamente a un opositor que nada tuvo ni tiene ni tendrá contra el habanero, más un referí tan sospechosamente lejos de la acción que no puedo explicarme por qué, no deben condonar un robo con boxeo sucio; máxime cuando el dominicano estaba listo para caerse en cualquier otro round y eso es lo que debería contar, que no fue noqueado por ningún golpe ilegal.

Para llegar a la conclusión del “no contest” lo han revisado todo con ojos bizcos, han apelado a cientos de páginas de reglas saboteadores de lo moral cada vez que concluye un pleito y les interesa “meter la mano” en contra de la decencia.

Ahora fue la Comisión Deportiva de Minnesotta y la AMB, no sé si Arum tuvo algo que ver, pero supongo que no, lo que significa que hay que meterse en este asunto a ver qué pasa, porque ya son dos “enemigos dentro”, esta vez con un fajador y sin HBO…Algo hay que hacer, porque esto no tiene que ver con el deporte ni con la televisón ni “con la madre de los tomates”.

Queda que Méndez será campeón hasta que el cubano lo vuelva a horiozontalizar, si es que no le quitan el número uno en el escalafón también.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*