" />
Published On: Lun, Jun 12th, 2017

Venezuela es otro ejemplo del fracaso de la democracia

Por Reynaldo Soto Hernández

Venezuela es otro ejemplo del fracaso de la democracia cuando la parte equivocada de la sociedad es la que se convierte en mayoría y pasados por alto todos los controles para evitar que los oportunistas asuman el poder, el diálogo social fracasa estrepitosamente y el gobierno se convierte en una tiranía apoyada por la mayoría de la sociedad.

En Estados Unidos, donde ya ese sector de la sociedad que prefiere pedir ayudas públicas, aunque esto le signifique su total dependencia del gobierno antes que producir sus propias riquezas para garantizar su libertad, se han ido convirtiendo en mayoría, hemos estado a punto de convertirnos en otro fracaso de la democracia, por lo cerca que estuvimos del ascenso al poder de lo que parecía dibujarse como una dictadura de terciopelo; con otra presidencia demócrata encabezada por la Clinton.

Nos salvaron esos mecanismos extras que convierten en excepcional a la democracia estadounidense.

De todos modos, los aspirantes a implantar la tiranía de terciopelo en nombre de los “desposeídos”, no han dejado de presionar por todas las vías a su alcance para chantajear a la parte de la sociedad que votó por el actual presidente, tratando de imponer sus criterios.

Somos responsables de que no lo logren y de que el diálogo democrático norteamericano siga siéndolo y no se convierta en el monólogo de los manipuladores de las masas aleccionando a sus huestes para que se impongan por la fuerza sobre los demás. No podemos callarnos.

En Venezuela fue la mayoría la que lanzó por el camino del caos a toda la sociedad, también en Cuba, porque quienes podían hablar y actuar a tiempo, no lo hicieron.

About the Author

Leave a comment

XHTML: You can use these html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>