Viaje de Obama a Cuba merece más trompetillas que aplausos

Por Jesús Marzo Fernández

obama cubaLes confieso que no pensaba referirme al viaje del presidente norteamericano Barack Husein Obama a Cuba debido a que seria redundar en lo que ya la prensa, sus programas de radio, televisión y por su puesto,  los analistas políticos han tenido como tarea diaria durante más de una semana de tal acontecimiento.

Peo, como era de esperar, el tema ha sido politizado de acuerdo a la afiliación política demócrata o republicana que en estos tiempos de elecciones se le echa mano a lo más importante del tintero para dejarnos un sabor amargo de la realidad que representa este viaje del mandatario a La Habana.

Debo confesar, que en oportunidades he llegado a creer, que se  está hablando de viajes distintos. Mi ideología martiana  e independiente, que no tiene compromisos con nadie, es la causante de que en mi opinión personal, varios elementos han sido dejados de observar, quizás a priori, de lo que en verdad significa esta visita de Obama al más chiquito de los Castros, porque hablar de que lo hizo al pueblo de la isla es la más total y absurda de las mentiras. El pueblo seguramente estaba mas ocupado en como comerse el cable que en ver que pasa con el negrito a menos que seguir alimentando la esperanza.

Lo primero que me llamó la atención, fue la composición de la delegación del presidente Obama, considerando que el gobierno cubano ha sido históricamente “muy hostil”, no solo ahora, sino desde  que en la  famosa crisis de octubre, instalaron 27 ojivas nucleares, con el objetivo “de propinar un primer golpe  a la ciudad de  New York” con un saldo estimado de 6 millones de muertos. Esto es histórico. El grupito estuvo compuesto de un grupo de empresarios  cubano-americanos, todos Fuertes Donantes del partido Demócrata y curiosamente no se incluyó, a ninguno de los funcionarios de Washington que  laboran en los temas de de los Derechos Humanos que fue la responsable de suspender la visita de John Kerry a la isla debido a una confrontación en la Comisión de Derechos Humanos de la ONU.

Pero me llamo mas la atención, la incorporación de la familia a la delegación, hijas, esposa y suegra, a lo que supuestamente era una visita de trabajo. Deliberadamente Obama nos demuestra que lo menos que importa son las libertades como derecho de todo cubano.

De las actividades oficiales, ni hablar:   una visita turística al “Casco Historico”,  un encuentro de cortesía al Cardenal Jaime Ortega,  en la Catedral, lugar de visita obligada al turismo.   Luego una cena en un Paladar -recomendado por  Beyoncé, según afirmó el propio Obama-  con un exquisito menú que incluyó la prohibida carne de res , que por cierto fue traída de Canadá, ya que ese producto es muy escaso en Cuba.

Lo que debió ser un viaje oficial, sin recibimiento adecuado en el Aeropuerto Internacional Jose Marti para un acontecimiento de fuerte impacto histórico, terminó dando la imagen de unas simples vacaciones de paquetes turísticos pagadas no solo por el contribuyente norteamericano, sino por la frustración de la mayoría del pueblo de Cuba.

Obama  se dio los gustos que quiso. Farandulerismo y placer , desde la Participación en un juego de pelota, que al parecer, fue muy aburrido, luego una cena espectacular y nada humilde como pregona el socialismo, en el Palacio de la Robolucion  hasta  lo más increíble:  el presidente de EEUU participando en un programa cómico de la radio, y recibiendo clases para aprender a jugar dominó, que según los criticos ha sido lo más pedante de la historia de los skeetches humorísticos paridos por la TV cubana. En fin  ….un agotador programa de actividades para matar el tiempo libre y no para dejar claro que en una negociación abrirse de patas no es precisamente lo que le toca a EE UU.

El discurso en el Gran Teatro de La Habana, así como la reunión con los Disidentes, en las cuales Obama no tuvo un compromiso directo , sino todo lo contrario, fueron  actividades prácticamente obligadas, sino habría que devolverles a los contribuyentes, los 70 millones de US/D del costo estimado de este tour turístico.

Muchos festinados y entusiastas de Facebook  se han ido con a finta. Le tiraron al tercer strike con un swing para poncharse porque de cambios nada. Los resultados ya se saben, mucha paciencia porque  este el inicio de un largo camino hacia la construcción de la China Tropical del Caribe.  Así que Las damas de Blanco, y los disidentes deben continuar recibiendo sus habituales golpizas y detenciones. La vida sigue igual, porque sencillamente , en el poder SIGUEN LOS MISMOS. Y esos mismos ni comparten ni salpican como lo haría el buen tiburón.

Las reacciones del gobierno castrista , no se hicieron esperar, lo militantes -de linea norcoreana, el stalinismo se quedo pequeño- en el propio lobby del Gran Teatro, la periodista Thalia, ex-amante de altos funcionarios del Gobierno y personaje intocable , salió con sus habituales entrevistas de repercusión que son, a la larga,  las que ilustran y definen la política del Departamento de Orientación Revolucionaria, DOR. Y …¿¿¿¿cuales fueron esas Repercusiones???? Las mismas de cualquier año a partir de 1959: Criticaron a Obama por inmiscuirse en los asuntos internos de Cuba, lo llamaron de todo porque no habló de devolver ni la Base de Guantanamo , ni abolir la ley de Ajuste y ni la  devolución de Posada Carriles. No faltaron los insultos y las acostumbradas burlas, acompañadas de sonoras trompetillas.

Señores,  al presidente Obama, ni le interesa Cuba, ni los cubanos, ni el embargo, ni los derechos humanos ni la base de Guantánamo. Solo le interesa, su legado como presidente. Para el es mas importante aparecer que fue el que reinició las relaciones suspendidas por 57 anos, y que dio el “primer paso” para recuperar la Democracia en Cuba”. Quizás  esto no ha sido mas que saldar una deuda con sus abuelos maternos y con su propia madre que a inicios de la Revolución era una ferviente colaboradora del Castrismo .

¿Que cual es mi conclusión? Simple.  Los políticos son verdaderos “magos” que con una mano nos  entretienen y con la otra nos hacen el truco. Nos tratan como “bobos” nos hacen historietas para creyentes y promesas que nunca se cumplen. Pero lo peor es esa legión de idiotas de la prensa Miamera, las redes sociales y hasta del propio exilio que aun cree en cuentos de hadas sin quererse meter en la cabeza  que los COMUNISTAS no pierden ni a las escupidas.

Una respuesta para "Viaje de Obama a Cuba merece más trompetillas que aplausos"

  1. Venancio R Rodriguez   marzo 28, 2016 at 6:35 pm

    Amigo Marzo, en la delegacion fueron 20 senadores republicanos.

    Hoy sacan al comandante Fidel, es porque ni el general Raul ni sus capitanes pudieron opacar al discurso subersivo segun ellos del Sr presidente Barak U Obama, los Castro juntos no llegan a las rodillas del ilustre Obama , la familia tiranica esta perdiendo la batalla, estan en sus dias finales.

    Obama se reunio con lideres opositores en La Habana y estos estan de acuerdo con su visita.
    Cuba es hoy un hervidero de comentarios politicos sobre la visita del presidente americano, mi modesta opinion.

Deja un comentario