¡VIENE GERMÁN…!

Por Andrés Pascual
german-4-estaLa amenaza es el título de una monserga de Jorge Ebro sobre la próxima visita del Industriales a Miami, Ebro trata de provocar, de molestar…¿A quién?
Definitivamente, estas visitas hay que empezar a tratarlas de otra forma, porque, demostrado en todo, al patriota no le importa el beisbol y a “los exiliados” les interesa la visita, a fin de cuentas es “su pelota” y, en sentido general, la mácula social, peor que la política en casos como este, no tiene espacio para la discusión en ningún foro.
Tan grave es el asunto, que un ex jugador de las series castristas escribió un libro sobre los arreglos de juegos, experiencias personales, y no fue informado en el Herald, pero ningún comentarista, considerable en el rango anticastrista, se ha dignado en mencionar ni al libro ni al hombre, mucho menos invitarlo a un programa y yo pregunto ¿Qué cree la avanzada supuestamente patriótica y la otra, la “exiliada, que es luchar por Cuba? Si no son capaces de entender esta malformación de 55 años de duración como parte de los arreglos necesarios por hacerle a una sociedad destruida a propósito, como analistas están bien despachados, porque todo lo corrupto es obra de la tiranía y todo ES TODO, con respecto a Cuba TODO CAMPO DE BATALLA ES POLÍTICO, incluyo al arte y al deporte.
Lo nuevo de la temporada es que viene Germán Mesa (foto en un pivot contra USA en 1991, cortesía GETTY), como diría Marino Martínez, incapaz de establecer diferencias entre luces y sombras, “una luminaria”; Ebro, además de el tratamiento anterior, los llama “leyendas”.
Bueno, viene Germán Mesa ¿Y qué? Dicen que “chivateó” al Duque Hernández, que fue al juicio a acusarlo, pero no aparece otro nombre que el individuo hubiera delatado: “uno y por un ojo”, el Duque porque es él y “ya tú sabes”, yo pregunto ¿Si no hubiera sido al pitcher? ¿Se hubiera conocido?
Si Germán viene lo voy a ver donde esté y me voy a retratar con él, pero, categoría “mánejese con cuidado”, quienes deben estar en franca confrontación con el ex shortstop tiene que ser la prensa “exiliada”, a fin de cuentas, el ex pitcher de los Yankees, supuesta víctima de Mesa (de la tiranía y lo personalizan con propósitos abiertamente militantes), es “uno de los suyos”, tanto que Omar Claro es “su representante”.
A mi no, afectó al Duque, que no he escuchado, hasta ahora, que se haya quejado por ningún medio porque “el hombre viene”, si Ebro pensó herir o mortificar al que acostumbra, creo que falló, porque, se aprecia, ni al propio lanzador, pisoteado por la tiranía supuestamente, le ha hecho daño que Germán Mesa visite Miami hasta ahora, peor aún, con el equipo que, según el propio Duque, “hubiera querido volver a jugar…”
Mesa vendrá y yo no sé si Orlando Hernández reaccionará con una pancarta en el aeropuerto como han hecho patriotas de verdad contra la tiranía, porque de eso se trata este caso, Mesa fue un peón en un tablero cuyos movimientos los ejecuta la tiranía con objetivo predeterminado, por su cuenta no creo que el delator lo hubiera hecho, a fin de cuentas, Mesa era mejor pelotero que el Duque pitcher en Cuba.
Al ex yankee no se le ha ocurrido nunca acusar de cobardes, de complotados contra él o de simpatizantes de la tiranía a sus “parciales” en La Habana, mismos que, cuando el castrismo lo puso en un juicio por voluntad histórica de destrucción de personas, ninguno estuvo en la Audiencia pidiendo justicia para el ex serpentinero, por eso dudo mucho que vaya con un grupo de gente al aeropuerto, con pancartas contra la tiranía y Germán Mesa, rechazando una presencia que, en cuanto a mi, porque no hubo agresión a nada patriótico, no me mueve a nada contra el individuo.

A lo mejor hasta besos y abrazos como resultado del “borrón y cuenta nueva” se producen, nadie sabe. No dudo que esta visita se haya “palabrado” con el Duque y se hayan hecho ajustes previamente, porque yo no creo en nadie y me ha dado buenos resultados.

Deja un comentario