“YO NO SOY MERCENARIO, LUCHO DESDE AQUÍ DENTRO”, “LA HUELGA” FARIÑAS

Por Andrés Pascual
fariñas aciostado hablando telefUna vieja americana blanca, tal vez rubia, intentó quemar una bandera frente al lugar donde celebran la Convención Republicana; los medios, todos, incluyo a los conservadores, 90 % de ellos antitrumpistas, etiquetaron el gesto deleznable y sucio como uno más contra Donald, cuando la única definición debiera ser ANTIAMERICANO ¿POR QUÉ NO EXISTE UNA LEY CONTRA QUIEN QUEME, DENOSTE U OFENDA LA BANDERA, EL HIMNO O EL ESCUDO DE AMÉRICA? Si se propusiera, el que se molestara alegando violación de derechos sin cumplir deberes sagrados, puede considerarlo un potencial terrorista ideológico.
A los Padres Fundadores se les olvidaron detalles relacionados con el patriotismo cuando redactaron la Constitución o, quizás, no fueron capaces de creer que muchos-as americanos-as, de las generaciones de hombres y mujeres nacidas aquí desde entonces, envilecerían por oportunismo, odio, envidia o quién sabe por qué otra influencia canallesca, gente abyecta y baja, capaces de destruir al país si se lo permitieran. La guerra de Viet Nam fue el punto culminante que señalaría, desde entonces, de qué podrían ser capaces los americanos de “la nueva escuela” y su rumbo, elegir a Carter y a Obama y reelegir al segundo, ha sido sino el clímax de la crisis de identidad política del país.
Lo que queda de LAS REINAS, el grupo de rock sinfónico para el que cantó el iraní Freddy Mercury, le pidieron a Donal Trump que “no use más su música en ningún evento en que participe”, para la entrada al plenario, apertura de la Convención, el staff del mogul utilizó el tema “Somos Campeones”; hace algún tiempo Bryan May, miembro de QUEENS, le hizo la misma solicitud-prohibición; a fin de cuentas, son comunistoides que desconocen, porque no les importa, cómo han tratado históricamente a los homosexuales, por ejemplo los castrocomunistas, incluso siguen perseguidos si no pertenecen al escuadrón marielista, es decir, si no son castrocomunistas chivatientes, por eso los músicos y artistas “del extranjero”, por lo general homosexuales, bisexuales y viciosos de orgías o drogas, “viven su parte” desde lejos, millonarios de un país de habla inglesa que, no lo dudo, posiblemente califiquen con 100 el trato de la tiranía castrista al homosexual, sin entrar en cuestionamientos como UMAP, prohibiciones de música, revistas y fotos de farándula “extranjeras” durante más de 30 años y así.
Hoy por hoy, la política hacia los homosexuales de Raúl Castro tiene objetivo proselitista, directamente enfocada hacia los gays y lesbianas americanos, plan concebido para crear e imponer una imagen de “carismático” del tirano II (definición de Carlos Alberto, el abuelo de Paola la de Gina y Jorge), a quien le han tratado de confeccionar una imagen desvinculada de Castro en vicios como el abuso y la absoluta falta de garantías y derechos en todo; además de habilitarle un espacio de importancia en grupos influyentes, sobre todo en América, a Mariela Castro.
Durante los 80’s, Bruce Springsteen, otro puerco antisocial de la música rock, que veneran y llaman The Boss, le prohibió a Ronald Reagan que utilizara su canción BORN IN THE USA; “is okey”, pero, si yo hubiera podido, habría recogido todos esos discos, como hicieron con los del patriota Elvis Presley en 1955, y los quemaba en una gran pira frente al cartel de HOLLYWOOD en California y en el medio de la calle más importante de Nueva York y lo transmitía al mundo por tv. Hay que ver cómo se le arrastra Springsteen a Obama para entender de qué material está hecho este antiamericano, que se parte las patas para llegar primero al inodoro donde defeca el birracial, con el papel que se lo limpian George Clooney o Gwyneth Paltrow cada vez que hablan.
No se puede ser plagiario de un material plagiado, quien copie lo que alguien plagió tiene como base el original, por lo que Melanie Trump NO PLAGIO A MOCHE LA DE OBAMA, una vez que han desempolvado y puesto a circular, hasta traducido, que la primera dama actual, la “señora de Barack”, escribió en un discurso que dio hace algún tiempo, palabra por palabra, otro que ofreció Miss Nancy Reagan en 1982; luego, si fuera verdad lo del plagio, valió la pena, porque nadie puede comparar a una verdadera Primera Dama con un edefesio que ni es dama ni, mucho menos, primera…por asunto de imagen y filosofía digo.
Melanie Trump ha sido tan consecuente y humana, que se puso a riesgo de la broma ofensiva y de la crítica ácida destructiva que han tratado de hacer sobre ella los liberales comunistas y los comunistoides de ambos partidos, el demócrata y el engañoso republicano, al asumir la responsabilidad por el plagio a Nancy Reagan  cuando dijo que lo había redactado con “muy poca ayuda ajena”.
Meredit Mclver, artífice del yerro de Miss Trump, es la miembro del staff que “ayudó” a tratar de hacer leña a Melanie en la redacción de su discurso ¿Mala intención? No lo dudo, pero Trump, “tan malo que le rechazó la renuncia a pesar de tan venenosa acción”, no fue capaz de entender que esta traidora cometió dos pifias en una: redactar el plagio a Nancy y declarar que, cuando le preguntó a Melanie cuál de las primeras damas era su preferida, la próxima Primera le dijo que Moche, confesión que me causó horror, porque el colmo es que pueda existir sobre la tierra un ser que admire a la que, dicen, es primera dama de América, peor si se llama Melanie Trump la solitaria fan de tan antiamericana, racista y revanchista esposa de un presidente hijo adoptivo del país que odia.
A Melanie Trump le hicieron un SABOTAJE, la tal Mclver trató de disminuir y demeritar la capacidad intelectual y la imagen de la esposa del mogul, haría falta saber por qué lo hizo, si por envidia, odio, fanatismo militante enemigo o por dinero.
Hay guerra por el protagonismo mediático y por el billete entre facciones “opositoras pacíficas” a nadie sabe qué, porque ninguno menciona comunismo ni da nombres enemigos, sino que exigen “cambios” que les permitan optar por puestos como Jefes de Comunales (barrenderos, chapeadores, pintores de cementerios…), en los pueblos y municipios del país, pero eso si, dentro del sistema castrocomunista, porque “hay que mantener sus logros”.
Por acá anda la nueva estrella del exilio que no combate contra el castrismo (una vez escribí un material en que comenté sobre el particular, lo titulé “La rotación”), se llama José Daniel Ferrer y es el cacique de UNPACU, el más venerado de los grupos heroicos que viven entre Cuba y Miami en este momento, yo diría “que viven de Cuba y de Miami”, mejor, más justo y mucho más decente tratarlos así.
“La Huelga” Fariñas declaró que se plantaba en su casa, comida y agua, está pidiendo lo que no le van a dar y nadie sabe por qué sus “puppet masters” en el exterior (o el G-2), no lo aleccionan sobre el compromiso de morirse que se establece cuando habla y la actitud cobarde, mal ejemplo, que asume cuando la depone, porque una huelga se lleva a cabo por algo, especie de autoinmolación o dictado de pena de muerte por cuenta propia si no logra lo que exige, que por eso murieron unos cuantos, incluyo a Boitel, a Zapata y a Leyva del presidio político y dentro de celdas, no en habitaciones de su casa ni en cuartos de hospitales, huelgas fraudulentas, alimentado por sueros y otras formas que existen como “echarse un bocado” sin que te vean (Foto el tipango durante uno de sus muchos fraudes).
¿Qué tiene de malo el sainete anunciado por La Huelga (lo llamaré así desde hoy)? En realidad nada, a mi no me importa lo que pide y creo que haya pocos, salvo Nicolás Pérez, que le interese, porque yo sé mejor que él lo que hace falta y cómo se lucha contra la tiranía.
Pero “se le fue el avión” hablando para América Tevé: “yo no soy un mercenario, yo lucho aquí dentro…”
La Huelga Fariñás es uno de los infiltrados estrellas entre esos grupos, de los más descarados que han metido, comparable a Elizardo en grado de desprestigio o a Martha Beatriz Roque, que confesó una vez “quienes invadieron a Cuba con armas ni son patriotas ni presos políticos”, por lo visto, olvidó a Martí, a Maceo, a Gómez…y a los de 1959-90’s, igual de patriotas, de presos políticos o de mártires que los Hombres del 95.
El anuncio de Fariñas, posiblemente, tuvo que ver con que la mandancia de Miami lo envió a una estación de policías (no al G-2), a decir algo y que le dieran un par de palos, los cogió, entonces se mordió la lengua por un lado, tal vez comiéndose un buen tasajo de cordero y lo presentó como evidencia de la represión para la televisión de Miami, siempre bien pagada (parece que existen grants para ciertas cadenas en español y el Nuevo Herad), siempre dispuesta a reflejar el calvario de esos “patrioteros”, pero con tufo a anuncios pagados o a shows vespertinos.
Es que no se puede pensar que subirá la parada del grant desde el bajo perfil, por eso activaron a Fariñas, que estaba dormido, el oficial de caso del G-2 que atiende al grupo que apoya al ex Tropas Especiales, les comunicó que era necesario otro en titulares para copar el interés de los medios en la noticia, a fin de cuentas, alrededor de Trump se está mencionando a la tiranía con mala idea y hay que aprovechar por si….
En el terreno “exiliado”, los que viven de parte de esos grants están en guerra, guerra por el protagonismo, no ven con buenos ojos que venga de Oriente este cretino egocéntrico de Ferrer a robarse el show y el dinero, espectáculo que han protagonizado pícaros de calidad y experiencia actoral como Fariñas o Yoani.
En cualquier momento, la alguna vez mujer “hispana” más influyente entre 100 personalidades de Times, pudiera ser objeto de alguna acción represiva violenta, aunque no imagino qué, a lo mejor le registran el bolso, buscando una bomba que debió poner en el Comité Central durante la reunión semanal con el DOR ¿Quién sabe?

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*